¿Qué es la menopausia?

Por menopausia entendemos el cese permanente de la menstruación. Es un diagnóstico retrospectivo, hablamos de menopausia cuando ha transcurrido un año desde la última regla y sin haber existido ningún sangrado menstrual.

menopausia

¿A qué edades aparece?

Suele producirse por término medio a los 50 años y está ligado al número de ovocitos del ovario. Según la edad en que se presente puede ser:

  • menopausia precoz: Ocurre antes de los 45 años
  • menopausia tardía: Tiene lugar después de los 55 años.

Fallo ovárico precoz es el que se produce en una mujer menor de 40 años, sea transitorio o no.

¿Cuáles son los síntomas?

Las alteraciones más comunes son los bochornos, sudores nocturnos, cansancio y trastornos del sueño. Puede haber alteraciones urinarias o vaginales, algunas veces incluso emocionales, como depresión o irritabilidad; otros síntomas que pueden presentarse son el debilitamiento de los huesos (osteoporosis), adelgazamiento del cabello o algún crecimiento de pelo en el rostro, que no implica un problema práctico. La mayoría son síntomas que pueden ser tratados médicamente.

Aunque muchas mujeres experimentan únicamente el cese de la menstruación, la mayoría tienen diversos síntomas provocados por el descenso de hormonas sexuales

¿Y cuáles serían?

  • Trastornos vasomotores: oleadas de calor (sofocación) en un 75% de estas pacientes, un 25 % permanece aún con síntomas por más de 5 años de comenzada la menopausia. Esta alteración trae como consecuencia insomnio y cambios de carácter (mal humor).
  • Problemas de la vagina y vejiga: El área genital puede volverse más seca y delgada con los cambios en los niveles de estrógenos. Esta sequedad pueden hacer dolorosas las relaciones sexuales. Las infecciones vaginales pueden ser más frecuentes, y algunas mujeres experimentan más infecciones del tracto urinario. Otras mujeres pueden experimentar incontinencia de estrés.
  •  Osteoporosis: se produce también por una disminución de los estrógenos circulantes. De 1 – 3 % de la cantidad ósea se pierde por año. Esta manifestación conlleva a fracturas de vértebras, caderas (más grave), y fractura de Colles (de brazo).
  •  Síntomas Cardiovasculares: La relación de infarto de miocardio, entre mujeres y hombres normalmente, antes de la menopausia es de 1:3 o 1:4, pero en la menopausia igualan y a veces incluso se vuelven más propensas. Una explicación para esto es que la cantidad de LDL cargadoras de colesterol, están elevadas.
  • Síntomas Neuropsiquiátricos: La capacidad de atención está disminuida, el rendimiento mental disminuido, el apetito y la satisfacción sexual están disminuidos. Afectación psicológica, como disminución de la autoestima, alteración de la imagen corporal, cambios en el guión de vida o en el rol relacional, depresión, etc.

¿Cuáles son las recomendaciones generales?

  • Una dieta adecuada para evitar el exceso de peso y la obesidad: limitar la ingesta de grasa animal, comer varias piezas de fruta al día y consumir una adecuada cantidad de verduras. Además, es también necesario ingerir 1.000 mg de calcio al día mediante el consumo de productos lácteos; además, la vitamina D es crucial para la absorción de calcio, fortalecer el hueso y evitar las caídas.
  • La actividad física es importante para conseguir beneficios cardiovasculares, como la mejora de otras funciones vasculares, y ayuda a mantener la fuerza del músculo, la densidad mineral ósea y a evitar caídas.
  • Evitar los hábitos tóxicos, como fumar o ingerir cantidades excesivas de alcohol y cafeína.
  • Participar de forma activa en el manejo de la salud. Para ello, se debe tener amplia información sobre trastornos asociados a esta etapa de la vida, tratamientos disponibles, etcétera, y elegir de forma individualizada con el asesoramiento del ginecólogo las opciones terapéuticas más útiles en caso de que sean necesarias.
  •  La principal causa de mortalidad tras la menopausia es la enfermedad cardiovascular. Pacientes con alto riesgo deberían modificar su estilo de vida y tratar sus factores de riesgo. La principal causa de mortalidad tras la menopausia es la enfermedad cardiovascular.

El cáncer de mama es el cáncer más prevalente en la mujer española

  •  El cáncer de mama es el cáncer más prevalente en la mujer española. Además de las mamografías, se debe hacer un esfuerzo para fijar el riesgo individualmente y actuar de forma precoz sobre él.
  • Evaluar la densidad mineral del hueso en la mujer posmenopáusica menor de 65 años con alguno de estos factores de riesgo: tener un familiar de primer grado con la enfermedad, haber tenido fracturas, índice de masa corporal por debajo de 20, obesidad, fumar o haber recibido tratamientos con corticoides. El tratamiento farmacológico está recomendado en mujeres que tengan dos o más factores de riesgo.
  • Una vida sexual satisfactoria y una buena relación con la pareja es un importante factor de apoyo durante la menopausia. A partir de los 50 años, la sexualidad se encuentra influida por cambios biofisiológicos, aspectos socioculturales y psicoemocionales diferentes, que pueden contribuir a reactivar, frenar o interrumpir las relaciones sexuales. Además, se trata de personas donde es más frecuente la existencia de otros problemas de salud, la iatrogenia mé dica o quirúrgica, sin olvidar que la vida sexual en la edad madura está muy condicionada por la vida sexual antes de esa edad.

No podemos obviar que la satisfacción emocional con la pareja está fuertemente             asociada con la satisfacción sexual y que en las personas las relaciones sexuales satisfactorias y periódicas son un indicador de vinculación e intimidad y un factor necesario para el bienestar emocional. Ni el interés ni la actividad sexual desaparecen con la edad, pero la sexualidad en la edad avanzada es muy diferente de unas personas a otras.

La menopausia por sí sola no altera el potencial de la mujer para desear

Lo importante es disfrutar de la sexualidad y en caso de patología, adaptar el tratamiento a las expectativas y necesidades de cada paciente. Los cambios físicos relativos a la edad no necesariamente implican una disminución en la función sexual. Son el resto de factores (psíquicos, relacionales, sociales y culturales) los que influyen en el bienestar sexual a lo largo de la vida. La menopausia por sí sola no altera el potencial de la mujer para desear, excitarse, sentir orgasmos, placer y satisfacción sexual.

  • La terapia hormonal se debe individualizar para cada mujer, ya que un grupo importante de ellas se beneficiarán, en ausencia de contraindicaciones, de la mejoría de síntomas que produce.
  • Es muy importante que la mujer afronte este periodo con una actitud positiva. El final del ciclo menstrual no debe hacerla sentir mal. Por el contrario, se inicia un nuevo periodo en su vida y no debe dejar pasar esta oportunidad para llenarse de vitalidad y experiencia.
  • Mantener la calidad de vida y el bienestar debe ser el principal objetivo de los especialistas relacionados con la salud de la mujer y de la propia mujer.

Dejar un comentario

¡Sé el primero en comentar!

Notificarme de
avatar
wpDiscuz