La concejal Teresa Molina y el técnico municipal Míchel Bencomo han presentado esta mañana en el Ayuntamiento de Antequera un análisis de las viviendas de la ciudad (Planeamiento para la Identificación y Delimitación de los Asentamientos Urbanísticos y Ámbitos de Hábitat Rural Diseminado en el Suelo no Urbanizable del término municipal) con el objetivo de delimitar cuáles de éstas son asentamientos urbanos, habitáculos diseminados o viviendas aisladas.


Esta identificación se realiza para conocer qué viviendas en situación de ilegalidad pueden ser sometidas al  nuevo régimen SAFO o Situación Asimilado a Fuera de Ordenación. De acuerdo a la norma, esta consideración de SAFO les permitiría a las viviendas disponer de servicios básicos, tales como suministros de agua y electricidad (siempre en el caso de que las acometidas sean accesibles por parte de las compañías suministradoras), así como de dotarlas de la habitabilidad mínima o su acceso al Registro de la Propiedad.
Del trabajo realizado por el Ayuntamiento se extrae que de los 27 conjuntos analizados, 17 existentes en suelo no urbanizable adquieren la consideración de viviendas aisladas por la que pueden obtener la consideración jurídica de SAFO.
De las restantes analizadas: una es un asentamiento urbanístico(El Pontón) y las otras nueve Hábitats Rurales Diseminados (HRD) (Cortijo El Realengo, Cortijo El Turco, Las Lagunillas, Partido Alto, Los Vegas, Puerto del Barco, Paraje de Jeva, La Higuera y Cerro Limón). 
Dicho planteamiento debe ser aprobado el próximo lunes en el pleno de septiembre antes de remitirlo al ente competente.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?