Diez tronos han iluminado las calles de Antequera en la noche del Viernes Santo en un día en el que tres cofradías centenarias han protagonizado el colofón a una semana de pasión en la que todas las hermandades han podido día tras día realizar con éxito sus estaciones de penitencia. Además, la Paz, el Socorro y la Soledad, todas con sede canónica en la parte alta de la ciudad, han desarrollado una de las novedades más destacadas y aceptadas de la Semana Santa de Antequera este año: invertir el sentido del recorrido para así poder realizarlo las tres de forma consecutiva.

La primera en llegar a la plaza de San Sebastián, abarrotada de público, ha sido la Archicofradía del Dulce Nombre de Jesús y Nuestra Señora de la Paz Coronada. El Niño Perdido, el Nazareno del Dulce Nombre, el Cristo de la Buena Muerte y la Virgen de la Paz; cuatro tronos que atesoran patrimonio casi intacto desde el siglo XVI. La cofradía estrenaba junta directiva presidida por Antonio Carrasco e integrada en su mayoría por jóvenes cofrades. La Virgen ha estrenado además sudario ‘antequerano’, flores de metal en su peana y encaje en el tocado.

Mientras la Paz enfilaba el recorrido oficial, la Archicofradía del Socorro se aproximaba al centro dejando atrás su paso por el mirador del Arco de los Gigantes, en el que sus titulares bendijeron la ciudad desde las alturas. La Santa Cruz en Jerusalén, Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora del Socorro Coronada han sido los tres tronos que esta cofradía puso en la calle en un año en el que se ha volcado una vez más en restaurar la iglesia de Jesús, como ha confirmado su hermano mayor Antonio Ruiz.

La última en incorporarse ha sido la Cofradía de la Virgen de la Soledad, Quinta Angustia y Santo Entierro que como novedad, ha vuelto a poner en la calle la Cruz de Guía llevada sobre hombros de ‘hermanacos’, luciendo sudario blanco dentro de un proceso de recuperación de señas de identidad de esta cofradía que desde el Carmen bajó a la parte baja de la ciudad y que está presidida por Fernando Rosales.

Tras el recorrido oficial, en el que diez tronos pasado uno detrás de otro entre aplausos en calle Infante Don Fernando, las cofradías han emprendido su camino de regreso, mientras la Paz y el Socorro se han‘encontrado’ en San Sebastián y la Soledad ha subido cuesta de los Rojas para encerrarse en la monumental iglesia del Carmen.

La Paz y el Socorro por su parte han vuelto a protagonizar sus ‘vegas’ en las que miles de personas han participado de este rito declarado Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía. Las empinadas cuestas han sido así testigo del correr de los ‘hermanacos’ con los tronos sobre sus hombros para llegar a sus templos y poner punto y final a un Viernes que ha brillado con luz propia.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?