batería, grafeno, smartphone

Las baterías de los smartphones. Estoy seguro que tras esta
pequeña frase a nadie le ha venido algo bueno a la cabeza, más bien al
contrario jejeje. Es normal, hoy por hoy la batería es casi lo más penoso de la
tecnología, especialmente de los smartphones. Vivimos ‘acostumbrados’  a
que la batería dura un día, como mucho. Ahora imaginad por un momento la
batería perfecta. Tardaría poco en cargarse, ¿no? Y duraría… bueno, desde luego
más de un día seguro. Pues esto, que hasta ahora era ciencia ficción pura, ya
es ciencia. ¿Cómo? Con grafeno.
Tenemos que dar gracias a los científicos de
la UCLA (University of California, Los Angeles), por este descubrimiento.
Trabajando en formas más eficientes y eficientes de producir el grafeno descubrieron
que un condensador de este material podía alimentar un LED durante más de
5 minutos tras un tiempo de carga de apenas 2 segundos. Alucinante, ¿verdad?
Pues esto no es más que un condensador rudimentario, así que imaginad a lo
que podemos llegar con técnicas más perfeccionadas.
Para los lectores de mi blog de las 4 esquinas curiosos, vamos a profundizar un poco más en el
tema. En el día a día utilizamos baterías tipo pila que presentan el
inconveniente de que tardan mucho en cargarse para el rendimiento que
dan. En este terreno los condensadores son los reyes, ya que se
cargan muy rápido, pero, por contra, tienen una capacidad muy limitada a la
hora de almacenar cargas eléctricas (electricidad, para entendernos). Sin
embargo, los supercondensadores de grafeno nos traen lo mejor de
ambos con una gran capacidad para almacenar electricidad y unos tiempos de
carga ridículos en comparación con los de las baterías actuales.
Pero esto no es lo único bueno del grafeno, además de
permitirnos cargas muy grandes en muy poco tiempo, es flexible y completamente
basado en carbono. Que sea flexible es claramente un paso importante en el
camino hacia esos dispositivos plegables con los que todos soñamos. Por su
parte, el que esté basado en carbono lo hace aún mejor puesto que nos quitamos
de un plumazo los principales problemas de las baterías actuales; es
ligero, es barato y, sobre todo, es biodegradable. Esto significa que en unos
años podremos ver dispositivos con un peso de risa, más baratos (aunque
lamentablemente la realidad será un aumento del margen de beneficios de la empresa
en cuestión) cuyas baterías, cuando se estropeen, podremos tirar a la basura
normal o, utilizar como abono para plantas.
Imaginad un futuro en el que podamos cargar nuestro dispositivo unos segundos y poder disfrutar de él días…

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?