Top_Mediante_Trabajo
Inundaciones del pasado noviembre. Foto: El Eco de Bobadilla.

La Entidad Local Autónoma de Bobadilla Estación ha aprobado por mayoría presentar alegaciones al plan especial del Puerto Seco ante el miedo de los vecinos a que las obras empeoren los graves problemas de inundabiliddad que ya sufre la zona. En una Junta Vecinal urgente se aprobó solicitar a la Junta de Andalucía la canalización completa del Arroyo Villalta que ya soporta gran parte del caudal que vierten las líneas de alta velocidad y que, según la presidenta de la ELA, Diana Ramos, ya producen inundaciones cuando solo caen unos 10 o 15 litros de agua por metro cuadrado.

Aunque afecta a toda la zona de Bobadilla, la barriada de la Torrecilla sigue siendo la que más sufre las consecuencias de los continuos cambios en el terreno con las obras que se desarrollan en la zona.

La Junta vecinal, desarrollada este pasado 30 de enero, ha contado con la exposición a los vecinos del proyecto de urbanización del Puerto Seco por parte del gerente del mismo, Saul Minguela, y de uno de los técnicos, Juan Martín, encargado de redactar el estudio entregado a la Agencia del Agua de la Junta de Andalucía. Según ha explicado Minguela, el proyecto de urbanización detalla que el área logística no agrava los problemas de inundabilidad de Bobadilla Estación.

Algo que también ha asegurado el técnico bajo los estudios topográficos y en 2D realizados en los que se estima el periodo de lluvias y las zonas más susceptibles. “Estudios que son capaces de conocer y predecir la evolución del terreno con las obras y cómo se distribuye el agua”, ha detallado. El estudio contempla también el desarrollo de la infraestructura en varios ejes y su incidencia en el cauce del Guadalhorce. Además, según Martín, se han aumentado los drenajes de tres a cinco en las antiguas vías de Granada “que permite que el agua vaya directamente a dicho cauce”.

Los vecinos han podido además plantear sus dudas al técnico y responsable de la insfraestructura, preocupados por las consecuencias que la construcción de esta área tendrá en un problema de inundabilidad que, han insistido, ya tiene el municipio desde la llegada de la línea de alta velocidad.

El Arroyo Villalta, con un uso tradicionalmente agrícola, es ahora aliviadero para las líneas de Ave, una cantidad de agua que es incapaz de soportar. Tras años de espera para la resolución de la puesta en marcha del Puerto Seco, Ramos ha insistido en que están “totalmente de acuerdo” con la riqueza que supondría para el futuro de la ELA la construcción de esta área logística. “Pero insistimos en dar una solución a este problema ahora que están a tiempo”, ha finalizado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here