Un total de 210 reclamaciones se presentaron el pasado año ante la Oficina Municipal de Información al Consumidor del Ayuntamiento de Antequera, lo que supone una caída del 17% respecto a las registradas al año anterior.

El sector de la telefonía ha vuelto a copar la mayoría de las protestas formales de los consumidores, con un 60% del total. Le siguen las reclamaciones sobre productos de informática o servicios relacionados con la conexión a Internet (13%), los contratos y prestaciones de las compañías eléctricas (4%), y las que se hacen a bancos y cajas (3%) y a comercios de confección, calzado y regalos (3%)

Según ha explicado este martes  la concejal de Cooperación Ciudadana, María Dolores Gómez, la publicidad engañosa, la mala fabricación o pagar un precio que no estaba incluido en el servicio o no estaba marcado debidamente en el producto son los principales motivos que han llevado a los antequerano a presentar sus reclamaciones. “Todo el mundo es cada vez más consciente de cuáles son sus derechos, cómo hacer las reclamaciones o lo que tienen que pedir”, ha comentado.

Cautela
Como ha admitido el técnico municipal responsable de la Oficina, Francisco Portillo, buena parte de las reclamaciones o consultas que les llega se debe a que muchos usuarios desconocían las cláusulas que firman con empresas de telefonía fija y móvil, sobre todo en lo relativo a la permanencia y las obligaciones que contraen cuando firma el contrato. 
Por todo ello ha recomendado que antes de suscribir cualquier documento, ya sea con estas compañías o para realizar un cambio en la tarifa eléctrica o del gas, los interesados lean con detenimiento el contrato y consulten y se asesoren adecuadamente sobre aquellos aspectos que desconozcan o no comprendan. De hecho, según ha apuntado, no son pocas las ocasiones en las que incluso llegan a recibir consultas mientras el usuario está ‘in situ’ en un comercio o en las oficinas de una compañía sobre la que va a reclamar.
Cláusula suelo
Otro de los motivos de consulta habitual es la denominada cláusula suelo de las hipotecas firmadas con las entidades bancarias. Según ha explicado Portillo, la razón de que el porcentaje de reclamaciones sea menor a otros sectores es por el hartazgo que hay en muchos clientes, que ven cómo sus protestas no tienen ningún tipo de efecto en bancos y cajas, aunque sí  siguen consultando las sentencias judiciales sobre este tipo de reclamaciones y qué decisiones puede adoptar  de las autoridades de la Unión Europea. 
En mayo de 2013, el Tribunal Supremo estableció que todas las cláusulas suelo que no estuvieran bien definidas y no fueran “transparentes” con el cliente se considerarían abusivas, provocando la devolución de del dinero entregado desde esa fecha en algunas hipotecas. Sin embargo, en la actualidad se está a la espera de las conclusiones de la Abogacía General de la UE para saber si también existirá una obligación de hacer lo propio desde el año 2009. “Tengo la esperanza de que este año se erradique definitivamente, independiente de cuando se pueda devolver”, ha manifestado el técnico municipal.
Actividades formativas
Además de la atención al ciudadano, la Oficina realiza talleres formativos sobre diferentes cuestiones relacionadas con el consumo en colegios, asociaciones de vecinos o cualquier entidad que lo solicite. 
Para ello, los interesados deben dirigirse a la Oficina de Atención a la Ciudadanía, ubicada en la planta baja de la Casa Consistorial, para poder concretar una fecha y el tema que el que se abordará en la charla, ya sea para un sector en concreto u otra más genérica. Según ha apuntado Portillo, la más demanda es cómo rellenar y presentar una hoja de reclamaciones.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?