Su pequeña empresa está creciendo, el mercado necesita el producto o servicio que usted vende, y está pensando en contratar empleados para ampliar su negocio. ¿Qué podría salir mal? En realidad muchas cosas, si no contrata a las personas idóneas.

Unas de las diferencias entre las empresas y aquellas que avanzan cojeando o se hunden la constituyen los buenos empleados. Naturalmente, su talento como empresario tiene mucho que ver con el éxito de su empresa, pero solo puede avanzar un cierto trecho por sí mismo. En su calidad de dirigente de la empresa, es su tarea encontrar buenos empleados, descubrir que los motiva y ubicarlos en el cargo donde tanto ellos como su empresa prosperen.

La contratación de empleados es un proceso lento y requiere mucha paciencia y energía. Debe resistir la tentación de llenar el cargo rápidamente con una de las primeras personas que se presente o contratar a alguien porque ya no quiere hacer entrevistas y quiere volver a la tarea de administrar su empresa. También necesita contratar a personas que se adaptaran a un ambiente de empresas y prosperarán en él.

Genere un conjunto de candidatos

Después de determinar el tipo de personas que necesitas, el primer paso del proceso es generar un conjunto de candidatos. Para este fin puede utilizar algunos métodos convencionales y otros que no lo son tanto.

· Siempre esté a la caza de personas. Incluso si no está en condiciones de contratar a alguien en este momento, debe pensar en la persona que tal vez necesite en seis o doce meses más, y comenzar a buscar candidatos.

· Vaya directo al grano. Una vez que ha decidido lo que desea, comuníquese con sus colegas, las personas con quienes ha trabajado, amigos de amigos y su asociación comercial en búsqueda de pistas. Si busca un vendedor, converse con sus clientes para averiguar quién los atiende mejor.

· Busque en lugares no convencionales. La dueña de una pequeña empresa que necesitaba una vendedora contrató a la mesera del lugar donde a menudo iba a desayunar ¿Por qué? Sabía que era atenta con el público, inteligente y trabajadora incluso antes de hablarle del cargo. Otros lugares apropiados para encontrar empleados a nivel de entrada o administrativos son las oficinas de contratación de las universidades. Éstas pueden ayudarle a buscar personal fijo o a veces le pueden poner en contacto con pasantes que trabajan en forma gratuita.

· Invierta dinero. Si busca gente de alto nivel y su red no le dado resultado, tal vez necesite contratar los servicios de una empresa de selección de personal.

Hora de evaluar
Unas vez que ha creado un conjunto de candidatos, es hora de comenzar el proceso de evaluación. Esta es la fase en la que debe analizar detenidamente si la persona tiene las habilidades para el cargo así como la aptitud para trabajar en un ambiente de empresa.

La manera de determinar si alguien es apto para trabajar en una pequeña empresa es formularle algunas preguntas no convencionales. Es menos probable que los postulantes hayan ensayado respuestas para ese tipo de preguntas convencionales.

· ¿Qué riesgos asumió en su último trabajo y cuáles fueron los resultados? Con esta pregunta se logran muchos objetivos. Primero, le permite determinar cuál es la definición de riesgo tiene el candidato. Posiblemente, una persona piense ir en contra de la corriente es un desafío, en tanto que según la decisión de otra, un riesgo seria apartarse de la estrategia publicitaria que la empresa ha tenido durante largo tiempo. Además, le permite constatar cómo la persona continúa su accionar respecto de lo que ha emprendido y cómo maneja el cambio y la incertidumbre.

· ¿Qué método utiliza para tomar decisiones? Es posible que esto le confirme si la persona tiene dificultad para tomar decisiones. Una persona que hace las cosas en la forma que siempre se han hecho o que depende mucho de la opinión de los demás para tomar una decisión tal vez no sea el candidato ideal para una pequeña empresa que por lo general necesita gente independiente que pueda tomar decisiones de una persona, plantee una pregunta en el contexto de una situación determinada.

· ¿Deben los empleados poder criticar al jefe? ¿En qué forma? Esto separa a los subordinados serviles de los postulantes que podrían mejorar su empresa formulando preguntas inteligentes. Sin embargo, también desea asegurarse de no contatrar una persona argumentadora que siempre está en desacuerdo por el solo placer de hacerlo.




DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here