Con la llegada del otoño aparecen los primeros fenómenos climatológicos adversos que nos pueden pillar desprevenidos. Ellos son la lluvia, la niebla y el hielo,las noches son más largas y además en ésta estación se produce la caída de las hojas que nos puede hacer perder adherencia.

Gracias a Neumáticos Antequera y Lavadero El Perico tenemos unos útiles consejos para ganar en seguridad en la carretera este otoño.

  • Revisar las luces: 

Ya que se acortan las horas de sol, debemos prestar especial atención a que todas las luces funcionen correctamente. Los expertos aconsejan cambiarlas cada cinco años, además llevar un faro delantero fundido acarrea una multa de 200 euros. También es muy importante tener el exterior de los faros limpios para que éstos puedan iluminar correctamente.

  • Lunas y escobillas:

Con el uso del aire acondicionado, y los cambios de temperatura entre el interior y el exterior del vehículo pueden agravarse los efectos de llevar una luna agrietada. También es importante asegurarse de el correcto funcionamiento de la luna térmica trasera.

Las escobillas de los limpiaparabrisas son otro punto muy importante ya que el otoño es una de las estaciones mas húmedas del año, para su mantenimiento es necesario comprobar que su goma no esté cuarteada y que barra correctamente el parabrisas.

  • Neumáticos:

Es uno de los puntos más importantes para la puesta a punto de nuestro vehículo. La profundidad del dibujo debe ser de al menos 1,6 mm (estipulado por ley). Si tienen más de 5 años independientemente de la cantidad de km recorridos es indispensable cambiarlos ya que la goma se endurece y pierde mucha eficacia.

  • Batería:

En épocas de frío puede resultar un poco complicado arrancar nuestro vehículo, para evitar esto lo ideal es contar con una batería completamente cargada.

Si tu batería tiene más e cinco años debes ir pensando en cambiarla, y si tiene más podría dejarte tirado cuando menos te lo esperes. Para alargar la vida útil de nuestra batería no debemos conectar los dispositivos eléctricos con el motor apagado.

  • Líquido refrigerante:

El líquido refrigerante se encarga de mantener el motor a una temperatura constante (entre 90º y 92º) para su correcto funcionamiento. De su buen estado dependerá que con bajas temperaturas sea posible circular con el vehículo. También es el encargado de suministrar agua caliente para la calefacción.

Aunque se puede añadir agua, no es aconsejable hacerlo por dos sencillas razones. Los coches modernos se fabrican con aleaciones que pueden verse dañadas con el agua, el líquido refrigerante contiene un compuesto que los protege de la corrosión. El segundo motivo es que el líquido refrigerante contiene un compuesto llamado etelinglicol, un producto químico que no se congela en invierno. Los expertos recomiendan cambiarlo cada dos años.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?