radar, contaminación
Por si no fuera poco los radares de velocidad que actualmente barren las carreteras españolas unos investigadores de la Universidad Carlos III de
Madrid han creado un nuevo tipo de cámara de tráfico que no persigue tu
matrícula, sino tu tubo de escape. El dispositivo funciona de manera similar a
un radar de velocidad, pero lo que hace es calcular, en tiempo real, las
emisiones contaminantes de todos los vehículos que pasan frente a él.
El dispositivo lo ha creado el Laboratorio de infrarrojos de
la Universidad Carlos III, y utiliza esta tecnología para calcular con
precisión las emisiones de todos los vehículos, incluso en vías de alta
capacidad (más de dos carriles). El sistema se basa en una serie de filtros
infrarrojos que detectan la huella química que dejan los diferentes gases
contaminantes en el espectro infrarrojo.

La cámara es, de momento, un prototipo (aún no ha sido
instalada en las carreteras) pero ya ha sido probada con éxito y está lista
para su comercialización. Sus creadores creen que su capacidad para medir los
gases en tiempo real podría servir para crear un sistema dinámico de regulación
de la velocidad que redujera los índices de contaminación. También podría ser
utilizado para sancionar o retirar de la circulación los vehículos que
contaminen más de la cuenta. 
En el proyecto también participan las empresas
Technet y Tevaseñal, y el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales
y Tecnológicas (CIEMAT). Información proporcionada por Gizmodo.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?