Sondytour_top

La población con tratamiento anticoagulante oral cumarínico que esté controlada tanto por Atención Primaria como por Atención Hospitalaria (Hematología), podrá recibir en un e-mail encriptado la correspondiente dosificación periódica del fármaco sin necesidad de volver a desplazarse al centro de salud.

El Sintrom (acenocumarol) es el medicamento anticoagulante oral antagonista de la Vitamina K más utilizado en España como terapia preventiva en pacientes con algún problema o riesgo de tromboembolismo. Este tratamiento precisa de un seguimiento muy estrecho, siendo necesarios controles periódicos del valor INR, a partir de cuyos resultados se determina la dosificación necesaria del fármaco, a fin de lograr un equilibro del proceso de coagulación. Se considera un adecuado control cuando el valor del INR está en cierto rango (entre 2 y 3 para ciertas patologías o entre 2,5 – 3,5 para otras); valores por encima o por debajo suponen un posible riesgo de hemorragias o de formación de trombos, respectivamente.

Aunque tradicionalmente el control del TAO se ha llevado en los servicios de hematología de los hospitales, gracias a la aparición de coagulómetros portátiles se ha posibilitado la descentralización del mismo, pudiendo hacerse el seguimiento desde Atención Primaria, tanto para pacientes autónomos que acuden a su centro de salud para realizarse este análisis, como pacientes domiciliarios en cuyo caso es su enfermero el que se desplaza al domicilio para realizarlo. En ambos casos, el control lo realizan los médicos de familia de cada centro de salud, en estrecha colaboración con el servicio de hematología del hospital. La muestra de sangre del paciente obtenida a través de una pequeña punción en el dedo, se procesa en el coagulómetro y el resultado se anota en el programa informático TAONET, integrado en la historia clínica digital DIRAYA. El médico responsable del programa en cada centro valora el resultado y ajusta la dosificación en base al resultado obtenido y a la patología que presenta el paciente. La hoja de dosificación, con la posología diaria, debe ser recogida por el propio paciente, o en el caso de pacientes domiciliarios, por cuidadores o familiares, en el centro de salud.

Tal y como se especifica en las Directrices del Comité Permanente de Médicos Europeos (CPME), el correo electrónico es una forma de telemedicina, siendo considerado  una herramienta de gran utilidad para comunicarse con los pacientes y usuarios de salud, y no hay duda de que es una manera de transformar la relación médico – paciente como la entendemos actualmente y que, si se realiza de una forma adecuada que garantice la confidencialidad de la información, puede constituirse como una incorporación muy positiva en la atención sanitaria.

En base a ello, el Área Sanitaria Norte de Málaga, ha puesto en marcha este nuevo procedimiento de comunicación de resultados y prescripción del tratamiento anticoagulante oral a través del envío de la hoja de dosificación diaria del medicamento mediante correo electrónico, a través de cuentas encriptadas alojadas en servidores del propio Servicio Andaluz de Salud para garantizar la confidencialidad de la información. Se evita de esta manera el desplazamiento al centro de salud, aumentando la accesibilidad a estas terapias.

Todos los pacientes, o sus cuidadores y familiares, informados convenientemente por el equipo sanitario de Atención Primaria, darán su consentimiento mediante firma para el envío de la información por mail, pudiendo revocarla en cualquier momento.

Serán numerosos los pacientes del Área Sanitaria Norte de Málaga los que podrán beneficiarse de esta medida que incrementa la accesibilidad de los ciudadanos al sistema sanitario a través del uso de las nuevas tecnologías.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here