El pequeño municipio rinde homenaje a los miles de civiles fallecidos en el acontecimiento histórico a través de un monolito y la puesta en marcha de exposiciones y jornadas

Las fechas entre el 6 y el 8 de febrero de 1937 cambiarían la historia de Málaga para siempre. La «Desbandá» fue una masacre acontecida en la carretera Málaga-Almería, un episodio trágico de la Guerra Civil Española en el que murieron miles de civiles tras huir con lo puesto dirección Almería, considerándose el mayor éxodo de la Guerra Civil.

Ahora, décadas después, el municipio del Valle de Abdalajís rinde homenaje a las víctimas del trágico suceso a través de la inauguración de un monolito en recuerdo a la conocida «Desbandá». Y es que el pequeño pueblo cercano al Paraje Natural del Desfiladero de los Gaitanes fue uno de los primeros de la comarca en sufrir la crudeza de lo acontecido. «El arco calizo que rodea la provincia fue la muralla natural que defendió a Málaga durante la Desbandá, por lo que el papel de los municipios de la zona fue clave», explica el alcalde de la localidad, José Romero Vegas.

«Es nuestra obligación que esto no caiga en el olvido», comenta el edil, haciendo hincapié en el mensaje grabado en el monolito: «Nunca más». «La desbandá no es algo que se produjo puntualmente, a día de hoy sigue sucediendo en países como Ucrania o Siria y el mensaje que lanzamos es un mensaje por la paz, para que esto no se vuelva a repetir en ningún sitio».

Este proyecto es el primer paso para la creación de la ruta de la Desbandá en el Guadalhorce, a la que se han sumado ya varios municipios de la comarca. Esta iniciativa busca preservar la memoria histórica de este suceso, y a su vez, fomentar el turismo cultural en la zona. «El proyecto es hacer una ruta de la Desbandá hasta Málaga capital y que se le dedique alguna rotonda, por ejemplo, para conmemorar, ya que la gente de la provincia confluye toda allí», señala el edil, destacando la importancia de la puesta en marcha de este tipo de actividades para «rendir homenaje y hacer justicia a la memoria histórica de todas las víctimas de la tragedia».

Participación vecinal

Los vecinos de la localidad, algunos verdaderos supervivientes de la tragedia, han acogido con gran cariño y entusiasmo la inauguración del menhir. «En cada familia del Valle está el recuerdo de la Desbandá, ya que aquí no había bandos, había un pueblo que, aterrorizado, huyó ante el peligro». Gracias a estos vecinos, voluntarios y diferentes colectivos de la comarca, este proyecto ha podido ser una realidad. De hecho, los gastos del evento, incluyendo al propio monolito, han sido sufragados por los voluntarios, por lo que ha tenido un coste cero para el Ayuntamiento.

El primer monolito en España dedicado a la Desbandá reside ahora en el pequeño pueblo del Valle de Abdalajís, que guarda entre sus murallas naturales miles de historias de dolor y fortaleza, a las que se ha dado voz con la personificación de esta figura.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?