El infierno que han vivido los 13 despedidos del Centro Eólico de Campillos ha terminado por fin y además, “con un final feliz”, tal y como ha afirmado Alejandro Peramo, representante de los trabajadores. La jueza encargada del caso ha declarado nulos los 13 despidos que se produjeron en la eólica de Campillos por parte de la subcontrata portuguesa EFASEC, después de que ésta se hiciera cargo de la central tras la marcha de la emrpresa GES.



Al realizarse el cambio de subcontrata, el lunes tres de marzo, EFASEC les entregó un documento donde explicaban y reconocían el derecho de los trabajadores a ser contratados. Sin embargo, acto seguido le informaron de que estaban despedidos aludiendo a una supuesta “excedencia de personal”. Además, y para ‘más INRI’ la empresa les pidió firmar un documento por el que accedían a indemnizarlos a cambio de no tomar acciones legales contra la empresa, documento que nadie firmó. Cuál fue la sorpresa de los trabajadores cuando vieron que, tras ese despido por “excedencia de personal”, la subcontrata EFASEC contrató a 19 personas.

Ante esta situación, y tal y como ha querido especificar su representante Alejandro Perano, “los trabajadores intentaron llegar a un acuerdo con la empresa por el camino del diálogo”, es por ello que realizaron manifestaciones como la de Madrid, en el mes de junio, donde se concentraron con motivo de la celebración de la convención eólica 2014. Pero no sólo eso, sino que “han luchado hasta el final pasando penurias y momentos traumáticos” al permanecer 61 días en un campamento en las puertas de la empresa GAMESA, en el polígono industrial de ‘El Pinillo’ de Torremolinos. Tal y como ha destacado Perano, tanta presión “les ha pasado factura”, y lo que le hacía seguir adelante y no darse por vencidos era el saber “que tenían la razón, tal y como ahora se ha demostrado”. De esta manera, todo ese esfuerzo se ha visto recompensado con el reconocimiento de la nulidad de los 13 despidos basándose en que violaban el artículo 24 de la Constitución Española sobre violación de los derechos humanos.

Sin embargo, aún no está todo conseguido, ya que el próximo día ocho de septiembre tienen un nuevo juicio en Madrid por que además, a los delegados de personal le extinguieron el contrato, de manera que los trabajadores han estado sin representates desde que empezó todo el proceso, y han aprovechado para hacer “barbaridades” como reducción de salarios o cambios de turnos. En pocas palabras se puede decir que en estos meses “ha imperado la ley de la selva”, tal y como apostilló Peramo.

Perano también ha querido destacar y agradecer el gran apoyo que han tenido por parte de las familias, de asociaciones de todo tipo, de partidos políticos de toda índole, así como de personas totalmente ajenas a ellas que “se llevaban las manos a la cabeza” cuando se enteraban de la situación que estaban viviendo. Así, Perano ha mostrado su satisfacción y la de todos sus compañeros porque todas esas noches al raso, todos esos días calurosos y en general, todos las necesidades pasadas, han tenido su recompensa.

Un aspecto bueno que se ha podido sacar de toda esta situación ha sido el fortalecimiento del grupo, ya que su convencimiento de conseguir su meta ha hecho que todos se apoyaran. Aunque este apoyo ya empezó en los años 2011-2012 cuando entre todos acordaron medidas como bajarse el sueldo hasta en 200 euros o sacrificar horas extras para que no echaran a algún compañero. De esta manera, Perano ha destacado la gran firmeza y el valor del grupo para denunciar esta situación, y la paciencia y la entereza para “aguantar el tirón”.

De esta manera, y después de tanta lucha y tanto esfuerzo, cuando ayer se comunicó en asamblea la noticia a los trabajadores, Perano afirma que había muy buen ambiente, muchas risas pero también muchas lágrimas, “ya que han sido unos meses muy duros para esos profesionales y padres de familia”.

Tal y como ha comentado Perano, a partir de la resolución, la empresa EFASEC cuenta con diez días para reincorporar a los trabajadores en su puesto de trabajo y en las mismas condiciones de antes. Perano también ha querido dejar claro que, por parte de los trabajadores, “no va a haber ningún tipo de problema, ni cosas raras”, ya que afirma que ante todo son profesionales, les gusta su empleo y están deseando incorporarse a su puesto de trabajo.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?