El Meridiano Antequera ha perdido 35-33 en la pista del Calmec Barakaldo, en un desquiciado envite, marcado por la ausencia de actividad defensiva en ambas áreas. El resultado lo dice todo. Sesenta y ocho goles en sesenta minutos de juego dice muy poco de ambos equipos en ese sentido.
Preocupados únicamente por anotar, el partido se ha convertido en un correcalles desde el inicio. A un ritmo trepidante, los antequeranos se posicionaron y llevaron el mando del encuentro durante la primera mitad. A los cinco minutos ya se habían marcado nueve goles (3-6) pero el juego beneficiaba a los verdes. El marcador se estrechaba cuando algún equipo sufría exclusión pero con la igualdad numérica los visitantes volvían a situarse. Con los primeros cambios la renta se amplió (10-14), si bien la exclusión de Redondo a pocos minutos para finalizar la primera parte cayó como una losa y todo quedó diluido a la mínima ventaja (17-18). Tras el descanso el Barakaldo logró la igualada rápidamente (20-20) y ya no hubo reacción. Lorasque en el pivote intentaba mantener con vida a los suyos pero con las exclusiones casi seguidas de Bertos y Alexis el encuentro se rompió definitivamente (25-21). A partir de ahí todo fue un quiero y no puedo. Izquierdo introdujo nuevos cambios pero el equipo no reaccionó. Con 31 a 26 y nueve minutos por delante, el técnico verde pidió tiempo muerto en un desesperado intento por ordenar a los suyos. No lo consiguió. Y aunque llegó a meter cierta presión al final del encuentro (32-29) la respuesta del entrenador local, frenando el partido y durmiéndolo hasta el final, fue suficiente para que los puntos se quedasen en tierras vizcaínas.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?