El Cristo del Mayor Dolor y Nuestra Señora del Mayor Dolor recorrieron las calles del centro de Antequera el Miércoles Santo con una escolta de legionarios de Melilla. Una función religosa abrió el programa de actividades con un besapiés para posteriormente realziarse el Traslado Legionario que volvió a congregar a miles de seguidores que esperaron su llegada a paso ligero al mediodía en la plaza de San Sebastián, en pleno casco histórico.

Pasadas las nueve y media de la noche, la Plaza de San Sebastián fue testigo de la salida penitencial de la Cofradía del Mayor Dolor. Cientos de nazarenos con cinturón de esparto alumbraron al Señor y a la Virgen del Mayor Dolor en su recorrido procesional.

Entre los estrenos que se pudieron contemplar cabe destacar las ocho cartelas que continúan completando el trono del Señor, realizadas por el malagueño Juan Vega Ortega, basadas en la historia de la sagrada túnica de Jesús, bajo diseño del historiador Antonio Rafael Fernández. De esta manera, en la parte superior se pueden contemplar escenas del Nuevo Testamento relacionadas con la sagrada túnica de Jesús.

Así, en la parte inferior aparecen escenas de lo que sucede con la túnica tras la muerte de Jesús, como por ejemplo el descubrimiento de la misma por Santa Elena o el obsequio por parte de la emperatriz Irene a Carlo Magno.

Entre las novedades del Miércoles Santo destaca el Señor recogiendo su túnica (verdadero significado de la talla que representa el momento tras la flagelación) cambiando el paño tradicional. Se trata de una túnica en color sangre toro con terciopelo de Génova y seda salvaje, en el cuello encaje de concha del siglo XVIII y en el friso de la parte inferior y mangas bordado del siglo XVII proveniente de un tapiz heráldico de Granada.

La estación penitencial desarrolló el mismo recorrido que los últimos años. Primero bajando por calle Encarnación y Calzada y continuando por las céntricas vías de Diego Ponce y Cantareros. Al llegar a San Luis la hermandad siguió por calle Alameda hasta llegar a la Puerta de Estepa, donde se cruzaron Madre e Hijo al son de la música de la banda de Huétor Vega.

La cofradía ha seguido trabajando también este año en el palio de Nuestra Señora del Mayor Dolor. Para esta Semana Santa han estrenado la gloria del palio basada de un oleo realizado por el joven, Alfonso Muñoz Díaz, en torno a la tolerancia y el respeto. Ocho angelitos se plasman en el trono representando la discapacidad o la diversidad de razas. Así, en torno al oleo un sol de plata realizado por la joven Blanca Alarcón González.

Asimismo, el escultor imaginero, Juan Vega también ha realizado una cartela que enlaza el trono de Nuestra Señora con del Señor del Mayor Dolor.

Entre otros estrenos, en el trono de palio, la cofradía del Mayor  Dolor  ha ampliado las andas centrales, pasando a tener entre ocho y diez hermanacos más.

Tras pasar por carrera oficial se produjo el encuentro en la plaza de San Sebastián antes de entrar al templo, donde este año la cofradía ha recuperado la antigua tradición de encender bengalas que enrojecieron de humo el entorno para finalizar el recorrido.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?