La Cofradía de los Estudiantes volvió a inundar las calles de la ciudad de ilusión, alegría y pasión tras dos años de pandemia. Pese a que en un principio el día se presentaba soleado, al adentrarse la tarde el cielo tornó gris lo que, sumado a las previsiones de chubascos para la noche, crearon expectación y nerviosismo entre los hermanacos.

La jornada comenzó a las doce con el rezo del Ángelus, seguido de la Santa Misa que tuvo lugar a la una de la tarde. A ello se sumó el tradicional desfile de Armadilla, encargado de anunciar el inicio de la estación de penitencia, a las cinco y media de la tarde.

El broche de oro llegaría a las seis y media con la salida procesional, cuyo recorrido se inició en la iglesia de San Francisco y continuó por la plazuela de San Zoilo, Acera Alta, plaza de San Francisco, Calzada, plaza de las Descalzas, Encarnación, plaza de San Sebastián, Infante Don Fernando, calle Comedias, Cantareros, Madre de Dios, Lucena, Duranes, plaza de San Francisco y vuelta a San Zoilo.

El encierro tendría lugar a las once y media de la noche, dejando un sabor de regocijo y sentimiento entre los miles de devotos que no se quisieron perder su salida y que acudieron, desde primera hora de la mañana, a acompañar a sus Sagrados Titulares.

Estos años de pandemia han permitido a las cofradías mejorar sus enseres. Los capuces de los capiruchos han sido bordados con el escudo de la agrupación. También se ha renovado el bordado interior del palio del trono de la Virgen, las bambalinas interiores traseras, así como la bambalina exterior trasera que se procesiona por primera vez. Además, el suelo y las tallas del trono de la Virgen salieron totalmente finalizadas, detallando el preciso trabajo de Ángel Sarmiento.

El Nazareno estuvo acompañado por la Banda de Cornetas y Tambores de La Veracruz de Almogía, que cumple 30 años procesionando tras los titulares de los Estudiantes, cuyo Cristo procesiona bajo palio, algo que históricamente es muy antequerano. Además, como novedad, detrás del Cristo Verde se posicionó la Escuela Musical de la Cofradía del Rocío de Málaga.

La cofradía es el resultado de un largo proceso de fusiones llevado a cabo a lo largo de 400 años. Está formada por dos cofradías y una hermandad: la Cofradía de la Vera Cruz, la Santa Hermandad de Flagelantes de la Preciosísima Sangre de Nuestro Redentor Jesucristo y la Cofradía del Santo Cristo Verde.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?