La Diputación de Málaga, con la colaboración de CaixaBank y Fundación Bancaria ‘la Caixa’, ha puesto en marcha una iniciativa para fabricar mascarillas, que se destinarán a los centros Guadalmedina, Virgen de la Esperanza y La Vega de Antequera, a personal dedicado a atención domiciliaria de personas dependientes así como a hospitales y centros de salud de la provincia. Para ello se contratará a 25 personas en riesgo de exclusión social que participan actualmente en talleres de costura de diversas entidades sociales.

La iniciativa parte de ‘Málaga de Moda’ -la marca promocional de la Diputación de Málaga para apoyar a la industria textil de la provincia- con la intención, como ha señalado el vicepresidente primero de la Diputación, Juan Carlos Maldonado, de cubrir “un doble objetivo”. “Por un lado, contribuimos a paliar la escasez de medidas de protección frente al coronavirus COVID-19 y, por otra parte, facilitamos un empleo a personas en situación de vulnerabilidad social”, ha manifestado.

“En una situación de emergencia, como la que vivimos, las administraciones tenemos que estar, más que nunca, al lado de quienes nos necesitan. Debemos pensar en nuestro personal sanitario, pero también en los mayores que se encuentran confinados en los centros y residencias, en aquellos que se encuentran aislados en casa y en el personal asistencial que acude a sus domicilios para cuidarlos. Si no llegan mascarillas, tendremos que hacerlas nosotros”, ha dicho Maldonado.

Para su confección, la Diputación, a través de ‘Málaga de Moda’, ha comprado 5.000 metros de polipropileno -material utilizado habitualmente en la elaboración de mascarillas sanitarias y que es lavable y reutilizable- y otros 50.000 metros de goma elástica para su fijación.  Con esas cantidades, se podrán fabricar en torno a 200.000 mascarillas. Según las estimaciones se espera empezar a un ritmo de elaboración de 2.000 mascarillas diarias, a la espera de que se sumen más talleres a la iniciativa.

En principio, los esfuerzos se centrarán en la fabricación de mascarillas, que es la principal demanda actualmente, aunque con ese mismo material también podrían hacerse equipos de protección individual (epis), patucos y gorros.

Becas de inserción

Por su lado, la Obra Social ‘la Caixa’, a través de becas de inserción, costeará el salario de las 25 personas encargadas de la elaboración de las mascarillas. Para el director territorial de CaixaBank en Andalucía Oriental y Murcia, Juan Ignacio Zafra, “era de obligado cumplimiento participar en esta iniciativa de ‘Málaga de Moda’ que va a permitir dotar, en un breve espacio de tiempo, de un material absolutamente indispensable para luchar contra el coronavirus” y ha destacado el amplio paquete de medidas que su entidad está tomando en estos momentos para mitigar los efectos de la pandemia y reactivar la economía.

Las entidades sociales malagueñas que ya participan a través de sus talleres de costura en esta iniciativa son el Proyecto Hilanderas de la Fundación Marcelino Champagnat, la Fundación del Taller de Solidaridad y la Congregación de las Siervas de San José, el Taller Hilo Doble de la Asociación Arrabal-AID, Asima, Asociación de Vecinos de Mangas Verdes y Asociación Vive.

Estas entidades centran su trabajo en las barriadas de La Palmilla, Cruz Verde y Mangas Verdes. Además, el proyecto impulsado por ‘Málaga de Moda´ también cuenta con la colaboración de las empresas textiles malagueñas Pelver Sport y Lavitex.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here