Mercedes Arjona recopila desde los nueve años miles de documentos postales, la mayoría de ellos enfocados en la medicina, salud por la que ha tenido que batallar desde muy pequeña

De pequeña, Mercedes Arjona Zapata tuvo que ser intervenida de urgencia por una grave afección en el corazón, lo que se sumó a una malformación en su brazo derecho que le obligó a pasar años entre hospitales y quirófanos. Grandes esperas en los pasillos que llegaron a su fin a la edad de nueve años, cuando se sometió a una última operación mientras estaba en tercero de primaria. Por precaución, no podía salir al patio en el recreo a jugar con los demás niños. Fue entonces cuando empezó a frecuentar la biblioteca del CEIP Infante Don Fernando con un grupo de amigas, que guiadas por el que era por aquel entonces su profesor de música y gran aficionado al coleccionismo, José Luis López León, se adentraron al mundo de la filatelia.

Siete años después, son miles de sellos y documentos postales los que atesora esta joven antequerana y con los que ha participado en más de una decena de exposiciones de diferentes países del mundo, consiguiendo en más de una ocasión, la puntuación más alta para su categoría ‘juvenil’ en el caso de las que tienen carácter competitivo donde se evalúa el tema, la presentación, el tratamiento o la exclusividad de cada pieza.

Entre todas las temáticas posibles, escogió y se especializó en medicina, «una de las más difíciles de coleccionar y para nada común». Y es que esta niña de «casi» 16 años sueña con ser pediatra y poder ayudar a los demás como hicieron con ella. Una vocación que se ha visto reflejada a través de su colección de materia sanitaria que consta de 48 páginas de formato A-4. Un total de tres cuadros, con 16 hojas cada uno que ella misma ha tenido que aprender a diseñar con un sistema operativo en base a un guión en constante actualización.

Un hobby nada fácil al que le dedica horas de investigación y trabajo. «Una vez que lo pruebas, engancha», asegura. Y es que cada sello, matasello, sobre o documento, es una fuente de conocimiento. Tienen un trasfondo, un porqué y una razón de ser en la historia. El valor económico de cada pieza depende principalmente de la oferta y la demanda, así como de su rareza. Los sellos que se emiten actualmente en España los consigue en la oficina de Correos, mientras que los más antiguos o poco comunes por internet, incluso por medio de subastas. Su objetivo ahora es conseguir ampliar su colección de medicina antes de entrar en la universidad. Como no podía ser de otra manera, actualmente está reuniendo sellos que han salido sobre el Covid-19.

Aunque tiene toda su colección escaneada, la mayor parte se encuentra ahora expuesta en la 60ª Exposición Filatélica y de Coleccionismo de Málaga, que este año se hace en homenaje a todos los trabajadores de la pandemia y que se podrá visitar hasta el 28 de septiembre en la Sede de la Universidad Internacional de Andalucía.

Sus padres no pueden disimular el enorme orgullo que tienen por su hija. «Estamos muy contentos de que dedique parte de su tiempo a una afición con tanto interés cultural y artístico. Es una niña muy madura y sobre todo feliz». Por todo, para ella su colección tiene un valor incalculable que no cambiaría por nada en el mundo, al igual que su deseo de dedicarse a la medicina.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?