La hora de la verdad volvía a trasladarse como bomba de relojería a las manos del UMA Antequera tras la semana de descanso y lo hacía a modo del primer partido de la cuenta atrás que los de Moli debían afrontar en su todavía largo y espeso camino hacia el objetivo de la permanencia. Un equipo el antequerano, de una semanas a hoy, tratado con gran dureza por las lesiones que en el plazo de un mes se han cobrado tres de carácter serio, especialmente la de Fernando Narciso, al que se le ha terninado prematuramente una temporada, la de su debut en la máxima categoría debido a una inoportuna lesión.

La visita de Burela volvía a entrañar severos riesgos para los antequeranos ya que aparte de sus propias necesidades se mascaban las de sus rivales que quemaban sus últimas naves de hacerse con un hueco entre los ocho primeros en esta última jornada antes de llegar al ecuador de la competición para lograr así pase a la Copa de España. Con todos estos ingredientes la salida de partido fue trepidante con tres goles en tres minutos. Chano adelantaba a los gallegos al minuto pero a renglón seguido Tete y Chillo fabricaban una gran jugada que Miguel finiquitó mientras que al minuto siguiente Chillo, a la contra, hacía el segundo para los antequeranos que mostraron en esos minutos una magnífica imagen que les pudo en todo caso dar mayor ventaja con acciones muy claras en las que estuvo muy cerca el tercero con acciones brillantes entre las que se incluía alguna del debutante Fali, que cuajó un muy bien partido y al que sólo le faltó la guinda del gol.

A dos minutos del descanso y tras entrar en el “bonus”, Burela era castigado con un lanzamiento desde los diez metros que Tete magistralmente transformó teniendo otra idéntica a renglón seguido que no materializó.
Con esa ventaja de dos goles y la sensación de no haber cerrado el partido cuando la ocasión había sido de oro se inició el segundo periodo en el que los gallegos ganaron espacio y minutos de posesión aunque el buen despñiegue físico en defensa de los de Moli y las buenas actuaciones de Alberto les privaban de acercarse en el luminoso pero a falta de cinco minutos Dani Sánchez decidió jugarse todo o nada al “quinto” jugador y aquí empezó el calvario para la UMA que vio como tres acciones idénticas de toque concluyeron con pases “mortales” que Chano, Chino e Iago Rodríguez materializaron para darles los tres preciados puntos.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?