iluderma_top

    

Agentes de la Policía Nacional han desmantelado un laboratorio-invernadero de marihuana instalado en una nave industrial del polígono La Azucarera en Antequera. El local estaba acondicionado para albergar este tipo de cultivo con los elementos técnicos pertinentes como extractores, temporizadores y humidificadores, entre otros. La instalación se alimentaba de manera fraudulenta de la red eléctrica principal. En el operativo, los investigadores se han incautado de 1.949 plantas con un peso de 312 kilogramos y 143 kilos de cogollos de marihuana, que podrían alcanzar en el mercado un valor cercano a los 720.000 euros. Además han detenido a tres hombres con edades comprendidas entre los 52 y 27 años y nacionalidad china, como presuntos responsables de los delitos de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal y defraudación de fluido eléctrico.

Los investigadores llevaban meses intentando localizar una nave industrial en uno de los polígonos industriales de Antequera, en la que se sospechaba que podía encontrarse una gran instalación dedicada al cultivo indoor de marihuana. Fruto de la persistencia de los investigadores, el pasado día 14, se localizó dicha nave, la cual se sometió a una constante vigilancia las 24 horas del día. Los agentes averiguaron que la nave estaba alquilada a unos ciudadanos chinos. Comenzaron entonces las vigilancias en torno al lugar. Constataron la inexistencia de movimientos de entrada y salida de la nave, lo que hizo aumentar las sospechas a los investigadores, dado que el olor en ocasiones era muy intenso. En este tipo de plantaciones es habitual que los cuidadores y guardadores tengan gran provisión de alimentos e infraestructura, para evitar salir al exterior disminuyendo de esta manera el riesgo de ser detectados.

Desmantelada una de las mayores plantaciones detectadas en la provincia

La plantación se encontraba instalada en un laboratorio ubicado en el interior de la nave, adaptado con una tecnología que aceleraba el proceso natural de crecimiento, lo que multiplicaba la producción y por ende, los beneficios. Además de las 1.549 plantas, los agentes se han incautado de 143 kilos de cogollos de marihuana así como los elementos técnicos para la plantación como extractores, temporizadores, focos y humidificadores, entre otros.

Lo que ha llamado poderosamente la atención de los investigadores, es la metodología seguida por los detenidos en la producción de la droga desde su plantación hasta el secado de la misma, habiendo llegado a establecer una auténtica “cadena de montaje” como si de una actividad comercial lícita se tratara.

Enganche ilegal a la red pública

El invernadero se encontraba enganchado de manera fraudulenta a la red pública de electricidad sin pasar por el contador pertinente de la compañía de suministro, por lo que a los arrestados también se les atribuye un delito de defraudación de fluido eléctrico. La empresa afectada estima que la cantidad defraudada en los últimos seis meses asciende a más de 150.000 euros.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here