Agentes de la Policía Nacional han detenido el pasado día 22 sobre las una y media del mediodía, en la calle Cuesta de Miraflores de Antequera a un hombre de 41 años de edad y natural de Cuba, como presunto responsable de delitos de robo con fuerza en domicilios.

Durante la indagación policial, los investigadores dan por esclarecidos un total de once robos con fuerza cometidos entre los días 26 de junio y el 15 de octubre. Se ha practicado un registro en el que se han intervenido distintos artículos utilizados para romper el bombín de las cerraduras.

Investigación

Se inició el 26 de junio, a raíz del robo con fuerza perpetrado en un domicilio. Según denunciaba un vecino de la localidad, alguien, mientras él se encontraba ausente, había entrado en su vivienda forzando el bombín de la cerradura de una puerta trasera del inmueble que daba a un patio, y le habían sustraído joyas, relojes y dinero en efectivo.

Posteriormente, se cometieron otros diez robos con fuerza, dos de ellos en grado de tentativa, con idéntico modus operandi. Todos se habían perpetrado en viviendas céntricas, en horario de mañana y tarde, cuando sus moradores se hallaban trabajando y en algún caso, aprovechando que se habían ausentado durante un pequeño espacio de tiempo.

Gracias a la colaboración ciudadana

Tras llevar a cabo varias pesquisas, y gracias a la colaboración ciudadana, los agentes lograron identificar a un vecino de la localidad, como la persona que habría accedido y robado en las viviendas objeto de la investigación. Desde entonces los agentes estrecharon el cerco sobre el presunto autor, que finalmente fue localizado y detenido en el antequerano barrio de Miraflores. Tratándose de un hombre, nacido en Cuba hace 41 años, que en el momento de su detención se encontraba en situación irregular en España aunque ya tenía resolución de expediente de expulsión notificado.

Modus operandi

Según las pesquisas el detenido, primero seleccionaba el domicilio, sobre el que realizaba unas comprobaciones previas, consistentes en cerciorarse de que en el interior no había nadie. Acto seguido rompía el bombín de la cerradura, normalmente de las puertas traseras. Una vez en el interior se hacía con el dinero, joyas y relojes, aunque en alguna ocasión sustrajo pequeños electrodomésticos. A continuación huía rápidamente del lugar con los objetos para venderlos.

La operación, que ha finalizado con la detención de este hombre, así como el esclarecimiento de once robos con fuerza, ha sido desarrollada por agentes adscritos al grupo de Policía Judicial de la comisaría de Antequera.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?