La zanahoria morá es un producto típico del municipio de Cuevas Bajas. Y es precisamente por ésta que el pueblo celebra hoy su ‘XI Zanahoria Morá’ un encuentro culinario donde se dan cita los vecinos del municipio y la comarca que quieran probar este manjar morado.

Esta es la cuarta vez que la feria se organiza en la entrada del pueblo, dejando atrás su primer emplazamiento: el campo de fútbol.

La gran pregunta que muchos se hacen hoy es qué diferencia a la zanahoria morada de la naranja, además del color. Juan Pedros, de ‘Mora’, ha detallado que la morada tiene 30 veces más antioxidantes, que tiene carácter anticancerígeno gracias a los fenólicos, y que, por último, tiene un sabor picante que actúa como afrodisíaco.

El cultivo de la morá significa para el municipio una fuente más ingresos, pero todavía es un “negocio en desarrollo”, según Pedrosa. Hace unos años se plantaban dos mil kilos de la zanahoria, ahora son 50 mil. La producción va creciendo, y según Pedrosa esperan que para 2021 alcance los dos millones.

Los más de 20 stands que componen la feria ofertan todo tipo de productos, teniendo a la zanahoria como protagonista. Ésta puede degustarse de formas muy diversas: cruda, deshidratada, en mermelada, y como ingrediente en croquetas, bizcochos, magdalenas e incluso en pan. No obstante, como explica Juan Diego Roblado no se puede añadir zanahoria morá a todo, pues es un producto “complicado de cocinar ya que puede perder el sabor”, él recomienda introducirlo en pasteles donde la masa tenga un alto nivel de agua para no perder matices.

Decenas de visitantes se han desplazado esta mañana y lo harán durante esta tarde hasta Cuevas Bajas, y entre ellos estaba Loli García, de Antequera, que asegura que era la tercera vez que acude y que cree que “los pueblos necesitan más [ferias] como éstas para la que gente venga y los conozca”.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?