Este tipo de alergia, sin
ser una alergia alimentaria, hay que considerarla, pues se ha demostrado que se transfieren las proteínas de látex por
medio de los guantes en los alimentos que se hayan manipulado.
Por este motivo, desde el
Ministerio de Sanidad y Consumo y la Asociación Española de seguridad
Alimentaria y Nutrición, se recomienda limitar su uso en la Empresa
alimentaria.
De forma que Si se usan guantes, por necesidad real
de protección de la piel del trabajador, se indica:

1. Que no sean de látex.
Pueden usarse guantes de otros materiales de los que no se ha constatado que
produzcan alergia.
2. Que sean de colores que
no puedan confundirse con ningún alimento.
De esta forma se podrá
distinguir cualquier fragmento que se haya desprendido durante su manipulación.
3. Lavar y secar bien las
manos antes de usar guantes y retirar anillos y relojes que puedan romperlos.
4. Cambiar de guantes cada
vez que se cambie de actividad.
5. Los guantes no
desechables se lavarán por ambas caras después de su uso y se dejarán secar del
revés.
El uso inadecuado de los
guantes, además de dar lugar a un problema de contaminación cruzada de los alimentos,
puede causar reacciones anafilácticas en personas sensibilizadas al látex, aún
después de que el alimento haya sido cocinado
, debido a la
transferencia de proteínas de látex a los alimentos.
Por tanto, el guante de látex
no es adecuado para la práctica alimentaria por el riesgo de originar
reacciones alérgicas en los consumidores.
Para minimizar el riesgo
para el consumidor alérgico al látex, se deberá: Utilizar guantes sólo cuando sea necesario.
Lo más adecuado es NO usar guantes en la manipulación de alimentos y lavarse
las manos tantas veces como sea necesario.
Recordemos que como en la
mayoría de las alergias, la reacción adversa al látex del caucho natural se
produce en minutos o al cabo de pocas horas después de haberlo tocado, ingerido
o inhalado. Los síntomas pueden llegar a ser muy graves, incluso pueden poner
en riesgo la vida de la persona. El problema añadido es que es un producto
omnipresente, dada la amplia distribución de los productos de
goma natural, con los cuales estamos en contacto desde la infancia
(chupetes, mordedores de dentición, globos etc.) reconocer el látex resulta una
labor muy compleja.




DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here