María del Mar Blanco, junto al monolito en recuerdo a su hermano

Este año se cumplirá el 20 aniversario del secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco a manos de la banda terrorista ETA. Y desde este viernes, la figura de quien fuera concejal del Partido Popular en Ermua (Vizcaya) se será recordada para siempre en Antequera, con el monolito que se ha inaugurado en los jardines que llevan su nombre.

Su hermana, María del Mar, junto al alcalde Manolo Barón, se han encargado de mostrar este hito. “Miguel Ángel va a estar en Antequera. Su lucha, su espíritu va permanecer siempre en nuestra ciudad y nosotros nos sentimos muy orgullosos de ello”, ha manifestado el regidor poco antes del descubrimiento.

María del Mar Blanco ha agradecido el homenaje que la ciudad hace a su hermano con este acto y con este parque en la urbanización Torre Hacho, para que también “se dignifique la memoria de cada una de las víctimas”. Con ello, ha asegurado, Antequera contribuye “a principios irrenunciables como son los de memoria, dignidad y justicia”.

También ha querido aprovechar su presencia en la ciudad para agradecer el apoyo mostrado por la ciudadanía aquellos días de mediados de julio de 1997: “Sabíamos que no estábamos solos, que vuestra presencia nos daba ánimos”. Más de 6.000 antequeranos salieron a la calle durante la manifestación de repulsa por el secuestro de Miguel Ángel Blanco. En recuerdo de ese día, el Ayuntamiento le han entregado a María del Mar Blanco un dosier con lo que publicó la prensa local sobre el asesinato y la marcha que recorrió las calles de la ciudad.

Convencida de que su hermano sabía cuál iba a ser “su triste final, porque calidad humana esta gentuza tiene muy poco”, a María del Mar le queda la tristeza y la pena, como ha admitido, de que su hermano no llegara a conocer lo que se consiguió con su secuestro: movilizar a la inmensa mayoría de los españoles. Una unión de la sociedad civil que se llamó “El espíritu de Ermua” y que significó “que comenzaba el camino del fin de ETA”.

Barón también ha recordado cómo la muerte de Miguel Ángel Blanco marcó un punto de inflexión un mayor apoyo de la sociedad a la lucha contra la banda terrorista, “cuando España dijo ‘¡Basta ya!’”, en especial “por la crueldad” que significaron no sólo para la familia del exedil vasco, sino para todo el conjunto del Estado aquellos días de mediados de verano de 1997.

Miembros de la corporación municipal, representantes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, responsables políticos y vecinos se han dado cita este mediodía para participar en este homenaje en el que se ha descubierto un “sencillo” recuerdo, aunque “lleno de simbolismo, cariño y reconocimiento”, como ha reconocido el primer edil antequerano.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?