Top_Mediante_Trabajo
Museo de Arte de la Diputación (MAD) de Antequera

El Museo de Arte de la Diputación (MAD) de Antequera inaugura tres exposiciones el próximo 1 de febrero a las 20:00 horas. Se trata de la exposición ‘Desde la otra orilla’ de Amador Magraner; ‘Con la comida no se juega’, de Juan Miguel Quiñones; y, ‘Al retortero’, de Matías Sánchez.

Estas exposiciones se podrán visitar hasta el próximo 1 de abril en la Casa de Los Colarte. Se trata de una exposición comisariada por Fernando Francos, director del Museo, y que contará con la presencia del presidente de la Diputación de Málaga para su inauguración.

Se podrá ver la obra de Quiñones por primera vez en un museo, la ironía mediterránea del trabajo de Sánchez y el apasionado mundo de las figuras humanas de Magraner. Todo ellos entre pinturas, escultura y video proyección.

Amador Magraner, es uno de esos artistas cuya obra mantiene un vinculo cerrado y estrecho con la naturaleza. Para el artista, reflexionar sobra la naturaleza desde su propia vivencia, supone encontrar una cantera de materia prima desde la cual indagar sobre el hombre y el mundo.

Hay en toda la obra de Amador un deseo impenitente de curiosear sobre los misterios del hombre y sus relaciones con la naturaleza. Ello unido a su gusto por construir sus esculturas a partir de la propia tierra o de fotografiar la naturaleza o la ciudad en estrecha relación con el hombre hacen de su obra algo verdaderamente especial y místico.

Juan Miguel Quiñones,  tras haber experimentado con varios estilos y técnicas de escultura en piedra, ha traspasado la técnica preciosista florentina, extendida en el renacimiento, llamada “piedra dura”, a la obra que hoy nos acontece. Técnica que consiste en incrustaciones de piedras semipreciosas en mármol.

Inmerso en esta metodología reinterpreta el trabajo de la piedra de un forma contemporánea. Helados, hamburguesas, cupcakes resurgen de la piedra para transmitir esa ironía que el artista rememora de su infancia, cuando su madre le decía a él y a sus tres hermanos: “Con la comida no se juega”, y que hoy y desde la sátira, vuelve a hacerlo jugando con ella y con la piedra.

Matías Sánchez, ha expuesto su obra en galerías de todo el mundo, como en la Christopher Cutts Gallery de Toronto o en la Galerie Vostell de Berlín. Mezcla en sus obras, su característica ironía mediterránea con pincelas expresionistas, dejando de lado el tema para centrarse en la propia pintura.

Sus discursos son siempre pictóricos, para él, lo importante es pintar, no busca a los personajes, los personajes lo buscan a él, son el reflejo del pueblo en los medios de comunicación, la telebasura o la prensa sensacionalista.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here