jóvenes

Hace unos días un amigo me preguntaba, si habíamos puesto una guardería en la Asociación y todo por que pasó en coche por la calle y se extrañó de ver a cuatro o cinco jóvenes menores de 25 años en la puerta, de ahí su extrañeza.

Y es que cada día son más jóvenes los que acuden a intentar dejar todo tipo de drogas y la mayoría por iniciativa propia, se van dando cuenta de los problemas en los que se están metiendo y deciden salir cuanto antes mejor, ya que van viendo que la forma de divertirse que tenían no era la más adecuada y de que se pueden divertir y más, sin necesidad de tomar sustancias que les hacen perder la razón y luego no se acuerdan de si han disfrutado o no y de los problemas en los que se estaban metiendo por culpa de las drogas que consumían.

Nunca piensan en que les puede ocurrir a ellos lo que están escuchando de otros jóvenes

Hay algunos jóvenes que solo vienen para solucionar los problemas en los que se han metido y una vez logrado el objetivo piensan en seguir consumiendo, estos jóvenes son los que tienen más papeletas en la rifa de la vida para terminar dando con su huesos en la cárcel o peor  aún, perdiendo la vida por culpa de las drogas, son los menos, pero los hay.

Y es que nunca piensan en que les puede ocurrir a ellos lo que están escuchando que les ha ocurrido a los demás, se creen más inteligentes y más preparados y cuesta mucho que se den cuenta de que las drogas no perdonan y por más fuerte que se crea uno, ellas son más fuertes aún y a la larga nos llevan a hacer cosas de las cuales luego nos arrepentiremos y queremos que nos perdonen y ya no tiene remedio y lo que haga uno solo uno es el responsable y debemos  cumplir con las consecuencias de nuestros actos.

La mayoría de los jóvenes que acuden solicitando ayuda, ya saben de antemano de los problemas que tienen, pues han visto las consecuencias de la toma de sustancias adictivas y que ellos creían que eran buenas, solo que los mayores eran unos exagerados y no querían que las tomaran, pero se han ido dando cuenta a tiempo,  de que no solo era por su bien, sino por que las consecuencias las han visto por sus propios ojos y están decididos a dejarlas con la ayuda de los compañeros.

Hay familias que no aceptan que sus hijos toman drogas y no se dan cuenta que necesitan ayuda

Para estos jóvenes la familia es la más importante, de ellas pueden conseguir  toda la ayuda posible, salvo las familias despreocupadas que las hay, que dicen que sus hijos no toman drogas, por que no quieren darse cuenta de los problemas en los que se están metiendo, para ellos sus hijos son los mejores y nunca van a caer en la adicción del consumo de drogas,  a veces están tan ciegos que lo están viendo y hacen como que no los ven o no le dan la importancia que tiene y se escudan en que por ser jóvenes se tienen que divertir y hay muchísimas formas de divertirse sin la necesidad de consumir drogas.

Para estas familias  son cosas que como se cree que todo el mundo las toma, a ellos no les va a pasar nada por una vez que la consuman y no se quieren dar cuenta de que una vez se empieza a consumir es muy difícil dejarlo y por ese motivo se tapan los problemas que ocasionan, no dándoles importancia a lo que han hecho y cuando se quieren dar cuenta a lo mejor ya es tarde ponerle remedio.

Tenemos que concienciarnos de que el consumo de drogas a largo y corto plazo pasa factura y unas veces son pequeñas facturas y se pueden corregir, en otras ya es demasiado tarde para hacerlo y las consecuencias son para toda la vida.

Animo a los jóvenes a dar este paso que otros están dando y antes de lamentar,  le están poniendo solución y son dignos de admiración ver con las ganas que lo están haciendo.

Francisco Arana Jiménez

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?