El capitán de la formación universitaria analiza la importante cita del lunes 29 de junio en la que hay en juego un tercer ascenso y la posibilidad de regresar una temporada después a competir entre los mejores clubes nacionales

La cuenta atrás para el ascenso a Primera División ha comenzado. Miguel Conde Toscano, como buen capitán de la nave verde, está reclutando a todos sus compañeros de tripulación para culminar una ruta exprés tras tener que estar parados sin navegar por la categoría de plata durante varios meses. Una larga espera ha terminado, en la cual, ha habido tiempo para repasar la última estrategia con esmero, dedicación, cautela y esfuerzo con el fin de alcanzar el puerto del Palacio de los Deportes Martín Carpena de Málaga con garantías de obtener una recompensa muy valiosa como es un ascenso a Primera División. No será nada fácil al haber otras dos embarcaciones potentes, Manzanares FS e Irefrank Elche CF, preparadas para optar al mismo botín. La pugna está garantizada y la voz más autorizada del plantel antequerano repasa todos los detalles antes de alcanzar una fecha tan esperada en el calendario.

La preparación física y mental de todos los miembros del club ha sido uno de los pilares fundamentales en cada una de las fases hasta llegar a una recta final de entrenamientos colectivos previos al compromiso más crucial del curso. “Si soy sincero, hemos llegado en unas condiciones perfectas. No me imaginaba que mis compañeros se iban a cuidar tan bien después de tanto tiempo encerrados y de confinamiento y que pudiéramos estar en plenitud física. Creo que no lo estamos, pero casi. Estamos al 90%. Venimos realizando un trabajo con Enrique excepcional. Nos estamos cuidando para llegar al partido de la mejor manera posible y así entrenamos; con una intensidad que hacía tiempo que no la veía en el equipo, con unas ganas increíbles y deseosos de que llegue el lunes para poder darle una alegría a nuestra afición y a nosotros mismos. Nos lo merecemos”, remarca.

Ayer, jueves 25 de junio, los guerreros universitarios tuvieron la primera toma de contacto con el Palacio de Carpena y volverán a ejercitarse el sábado en la sede del choque. “La instalación en la que hemos tenido la suerte de entrenar es una maravilla. La pista oficial es espectacular, además tiene un color gris que hace ver a la pelota muy bien. Los protocolos marcaban que las primeras semanas iban a ser de trabajo individual. En casa nos hemos cuidado muy bien, algunos han tenido una bicicleta estática, y hemos tenido ejercicio físico con Enrique Melero con pesas y con todo para llegar en las mejores condiciones. Esta última semana entrenamos en Guadaljaire, un par de días en la pista del Complejo Deportivo de la UMA para completar y llegar a tope el lunes. En ello estamos”, detalla.

Una competición, la 2019/2020, marcada por la suspensión a causa de una pandemia sanitara podrá encontrar en unos días un desenlace que espera que de los más fructíferos para la formación dirigida por Moli. “Era una temporada que estaba siendo magnífica. Nos faltaban 7 jornadas y teníamos opciones de ascenso directo. No se han dado las condiciones de pelearlo hasta el final y tenemos la suerte de subir aquí en Málaga, en el Martín Carpena, que es un sitio ideal para jugar. Mala suerte no hacerlo en Antequera porque así lo ha marcado esta pandemia. Queremos dedicarle a la afición, que tanto nos anima y nos apoya, un nuevo ascenso que ya sería el tercero y redondear una campaña maravillosa. Mis compañeros, el cuerpo técnico y la dirección del club se merecen estar el curso que viene en Primera División”, comenta el cierre natural de Cuevas del Becerro.

Esta tarde, a las 17.30 horas, comenzará la semifinal en la que se conocerá al oponente por una plaza en la élite nacional. “Esto al final es a un partido y puede pasar cualquier cosa. Cuántas veces hemos visto en la televisión que el Alcorcón gana al Madrid (4-0) en Copa hace unos años e incluso el Levante remontó el otro día un 0-2 aquí al Barcelona, al todopoderoso Barça. Por qué no se puede dar un caso como estos en nuestro play-off. Son encuentros a vida o muerte en los que los dos equipos vamos a dar todo hasta el final. Tenemos la suerte de llegar directamente a la final y nos hemos quitado un choque previo que va a ser una auténtica pelea entre Manzanares y Elche. Lo van a dar todo y seguramente llegarán un poco más rodados que nosotros, pero si me das un papel y firmo llegar a una final sin jugar, lo firmaba y vamos a ir a por todas en un envite de tú a tú y espero que la suerte nos sonría y al final consigamos el ascenso”, apunta el capitán.

Miguel Conde, junto a Óscar Muñoz, aspira a lograr su tercer ascenso a Primera con la entidad malagueña y seguir ampliando una exitosa trayectoria en un club donde ha podido vivir momentos muy especiales, a la vez que les ha tocado vivir otros más negativos que le han ayudado a crecer todavía más y convertirse en un ejemplo y referente dentro del vestuario. “Es algo con lo que estoy muy ilusionado. Tengo muchísimas ganas de que llegue el lunes y redondear una temporada maravillosa. Personalmente tres ascensos sería algo que no he soñado en mi vida y tengo la suerte de luchar por él el día 29. Vamos a darlo todo. Mis compañeros están concienciados de que va a ser un partido muy difícil, pero que si algo podemos hacer es ganarlo, no vamos a especular en absoluto y e ir mentalizados en conseguir estar de nuevo en Primera División y llevar a Antequera donde se merece, donde nunca tenía que haber caído que es la máxima categoría”.

------------------------------


------------------------------


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here