iluderma_top

Mid_Fuente del sol_Genérico

El campo malagueño se manifestó en el día de ayer cortando el paso y provocando retenciones de más de dos horas en la A-92 y la A-45 en defensa de los derechos de los agricultores y ganaderos ante la precariedad del mundo rural superando todas las expectativas.

El campo está más unido que nunca y así quedó demostrado en el día de ayer con una manifestación histórica que juntó a  cinco mil trabajadores, dos mil tractores y mil todoterrenos en Antequera-según confirmó Asaja- en protesta de los bajos precios sumado a la «grave e insostenible» situación que está sufriendo el sector agrícola bajo el lema «si el campo no produce, la ciudad no come».

Los agricultores y ganaderos provenientes de las comarcas de Antequera, Nororma, Guadalteba y de otras partes de la provincia malagueña se encontraron desde las diez de la mañana en la pedanía de Los LLanos para partir desde allí hasta el recinto ferial de Antequera, colapsando la autovía A-92, la A-45 y los accesos a la ciudad, según informaron a Efe desde el Centro de Gestión del Tráfico de Málaga, que precisó que la circulación intensa derivó en caravanas de seis kilómetros de longitud en sentido a Granada.

Además, algunos de los ocupantes de los tractores optaron en un momento por situarse en el sentido contrario a la altura del kilómetro 146 durante casi una hora, lo que motivó la presencia de policías antidisturbios y que los concentrados se marcharan.

Así, las previsiones les «desbordaron» ya que de 600 tractores estimados se superó el millar, según aseguraron el secretario general de UPA Málaga, Francisco Moscoso, y el presidente de Asaja Málaga, Baldomero Bellido, quienes agradecieron la respuesta de agricultores y ganaderos y la unidad p mostrada ante esta convocatoria que fue promovida por las organizaciones Asaja, COAG y UPA y Cooperativas-Agroalimentarias. Además, la empresa aceitera Dcoop, con sede en la zona, optó por cerrar sus instalaciones durante esta jornada coincidiendo con la protesta.

Los agricultores reclaman una subida de los precios de origen que les permita asumir los costes para que sus explotaciones sean rentables

Todos unidos reclamaron a las administraciones que tomasen medidas urgentes porque «este problema no es de un día, de dos, ni de un mes o por el actual gobierno, sino que se viene arrastrando desde hace 50 o 60 años» Sin embargo, los continuos bajos precios y los aranceles por parte de Estados Unidos han sido «la gota que ha colmado el vaso«, explicó Moscoso.

Pues entre sus demandas se encuentran una política de precios justos, con la que se equilibren los ingresos de origen de los agricultores y lo que ganan las distribuidoras con los precios de venta finales, refiriéndose a la Ley de Cadena Alimentaria. También piden la defensa contra los aranceles, la mejora de las instalaciones hidráulicas fundamentales para los tiempos de sequía y el reconocimiento del sector agrario como un sector estratégico para la supervivencia del mundo rural.

«Esta cadena se rompe por el más frágil: el agricultor. Pero de una vez por todas queremos que se nos tenga en cuenta; somos el eslabón más importante para la ciudadanía y si no hay campo, no hay vida», subrayó Moscoso antes de comenzar la tractorada.

Moscoso envió a la ciudadanía un mensaje incidiendo en que, aunque a los agricultores les suban lo que les pagan por su producto, esto no debe repercutir en el precio que se paga: «A nosotros nos pagan el aceite de oliva a dos euros y en las grandes superficies lo están vendiendo a cuatro o 4,20 euros. A ellos no les va a afectar, pero nosotros no podemos aguantar con estos precios».

En la misma línea, Baldomero Bellido criticó los «ataques» que viene sufriendo el sector: «Al final uno por otro han colmado el vaso». Así, pese a admitir que con esta tractorada el problema que tienen «no se arregla de hoy para mañana», sí ha destacó la importancia de hacer visible su problema.

Con esta movilización, ya son más de 30 las que se han llevado a cabo en todo el territorio español en lo que va de año. Y no terminarán hasta que «el sector consiga los derechos justos que le corresponden».

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here