La jornada del Día de Andalucía, en Antequera, empezó con la izada de banderas en la Plaza Fernández Viagas. Después tocó desplazarse al Teatro Torcal donde la ciudad rindió homenaje a ocho extraordinarios vecinos con los premios Efebo, reconocimiento que cada año entrega el Consistorio a personas destacadas por su dedicación e ímpetu. Ocho premiados que recogieron de la mano del alcalde, Manolo Barón, su réplica en bronce del Efebo y que como el resto de los asistentes disfrutaron de la música del Cuarteto de Cámara de la EMMA y de la voz de Alba Moreno.

Esta cita con los Efebos estuvo marcada por la juventud de dos de sus premiados: Momo González (categoría deportes) y Lorena Subires (categoría juventud). El primero, galardonado como deportista internacional del pádel, que ahora está viviendo su paso a Categoría Absoluta y donde según él le esperan «muchas derrotas», que le servirán para alcanzar su objetivo: la Categoría Profesional. Mientras una muy emocionada Subires dedicó su premio a su familia: a su abuela Josefina «que no entiende la carrera que decidí estudiar»; a sus padres, en especial a su madre que la acompañó a recoger el ‘Dedal de Oro’, y a su hermano «quién me llevó a Sevilla para seguir mi camino».

Como colectivo, se le reconoció a la Asociación Fotográfica Antequera (AFA) su trabajo de difusión fotográfico y su aportación cultural. La AFA, según su presidente Alfredo Sotelo, nació en 1995 con el objetivo de mostrar «la belleza y el potencial monumental de Antequera través de imágenes fotográficas que le hiciera justicia».

Por su trabajo de restauración textil del patrimonio histórico y artístico antequerano, Mª Socorro Mantilla recogió su Efebo. Recordando con cariño y emoción sus trabajos en el Pendón de la ciudad y en el Casullo de Santa Eufemia, este último, un trabajo del que antes que ella había formado parte su padre.

Francisco Moreno y Milagros Montenegro fueron reconocidos por sus trayectorias personales y profesionales, respectivamente. Con más de 27 años de experiencia como pastor de la Iglesia Evangélica en Antequera, Moreno aseguró que es un premio que «tengo que agradecer a Dios». Montenegro, por su parte, como una docente que sólo ha desarrollado su labor con «entusiasmo e ilusión», recogió el Efebo no en nombre suyo, sino en el de todos los profesionales de la educación, aseguró.

Como reconocimiento a su labor ciudadana, se le entregó su Efebo a Victoria Castillo por su trabajo en la Asociación Andalucía Zona Centro y por ser una mujer y vecina modelo; reconocimiento, que ella dijo no merecer. El último en recibir la estatuilla fue José Repis por su contribución al desarrollo y dignificación de la vida social de Villanueva de Cauche.

Para cerrar el acto, Barón dedicó unas palabras a la celebración del 28 de febrero: Es motivo de «alegría» ya con se celebra el desarrollo de la Comunidad Autónoma y sus 36 años desde el referéndum de 1980. En su discurso, Barón se comprometió a la cooperación con las demás comunidades, «especialmente con la de Andalucía», a la vez que le exigió «diálogo» y una mayor convivencia vecinal «pues ellos son los protagonistas del progreso».

Mira la galería completa de fotos aquí




DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here