Top_museodelamiel_Genérico
Imagen del encuentro de la Virgen de la Piedad y el Señor del Rescate en la Cruz Blanca.

El Martes Santo en Antequera suena a saetas a Nuestro Padre Jesús del Rescate conocido entre sus devotos como ‘el moreno de la Cruz Blanca’. El sol volvió a brillar por segunda jornada consecutiva en la Semana Santa de la ciudad de los Dólmenes, de tal forma que desde la tradicional Eucaristía del mediodía los devotos de esta hermandad preparaban sus mejores galas para salir a la calle pasadas las siete y media de la tarde.

De manera puntual, los sagrados titulares de la cofradía hacían su salida de la iglesia de la Trinidad. Centenares de personas abarrotaban la plaza demostrando que el Señor del Rescate sigue siendo una de las imágenes con más devotos de la Semana Santa antequerana y con más fieles alumbrando en su recorrido procesional. Hecho que justifica que María Santísima de la Piedad encabece el cortejo un año más, para así dar mayor organización al cuerpo procesional, algo excepcional que solo ocurre en esta Cofradía del Martes Santo y que su directiva adoptó hace unos años.

La difícil salida por las escalinatas de la iglesia de la Trinidad precedió al encuentro entre los tronos en plena Cruz Blanca. La Virgen estuvo acompañada por la banda de música Cruz de Humilladero, mientras que el Rescate se meció junto a las marchas de la banda de cornetas y tambores María Santísima de la Victoria de Málaga.

El Señor del Rescate en su salida de la iglesia de la Trinidad.

La imagen del Nuestro Padre Jesús del Rescate, de autor anónimo y datada en 1935, continúa con el proyecto de nuevo trono del Señor que este año presenta en su totalidad el tallado del trono, realizado en los Talleres Ortiz Jurado de Córdoba y mesa de trono marmoleada por Manuel Cruces.

Además, el cortejo procesional se compuso especialmente de un gran número de mantillas y nazarenos que acompañaron a los titulares de la cofradía. Pero antes de comenzar se produjo el encuentro entre las dos Sagradas Imágenes en la Cruz Blanca, un momento único que levantó numerosos aplausos.

A continuación, la imagen de María Santísima de la Piedad encabezó el paso procesional a los sones de la Banda Cruz de Humilladero mientras la mecían.

Pasada la medianoche del Martes Santo, la Cofradía del Rescate espera su llegada a su templo para despedirse de las calles de Antequera hasta el próximo año y bajo la atenta mirada de centenares de devotos que acuden no sólo de Antequera sino de muchas partes de la geografía española.

La hermandad conmemora además este año el vigésimo aniversario de la restauración de la imagen de Virgen de la Piedad por parte de Antonio Dubé.

La Virgen de la Piedad en su salida de la iglesia de la Trinidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here