Pulp

Sinopsis

Pulp Fiction es una película coral ambientada en la ciudad de Los Ángeles. Un conjunto de historias cruzadas en las que coinciden mafiosos, boxeadores rebeldes, matones a sueldo, violadores y atracadores enamorados.

La gran obra maestra de Quentin Tarantino.

Opinión

Quería aprovechar el reestreno de Pulp Fiction por su 24 aniversario para hablar de esta joya de los 90. Marcó a toda una generación y creó una ola de imitadores que fracasaron en el intento de emular lo que sólo Tarantino es capaz de hacer. El problema es que, a estas alturas, todo lo que se tenía que decir sobre Pulp Fiction se ha dicho ya, de modo que lo tengo difícil. No sé qué hago aquí.

La sinopsis de Pulp Fiction es, curiosamente, bastante complicada de resumir en pocas palabras. Los que la hayáis visto ya, haceos la siguiente pregunta: ¿de qué va Pulp Fiction? Una pregunta difícil de responder ya que no hay un argumento lineal, sino que la película va de muchas cosas, y todas y cada una de estas tramas posee la misma importancia.

Pulp Fiction es la historia de una serie de personajes inmersos en el día más raro y/o terrible de sus vidas

Nos encontramos toda una galería de personajes curiosos, entrañables (a su manera), desagradables o idiotas. Como la torpe pareja de asesinos a sueldo, el peligroso jefe del crimen Marcellus Wallace y su problemática esposa o el boxeador fugitivo obsesionado hasta límites enfermizos con el reloj de pulsera que heredó de su padre. Pulp Fiction es, si nos paramos a pensarlo, la historia de una serie de personajes inmersos en el día más raro y/o terrible de sus vidas.

Estos personajes son los que tienen más protagonismo y peso argumental, pero a lo largo de toda la película nos iremos topando con otros individuos de la misma calaña. Aunque hay un elemento común en todos ellos: ninguno se libra de ser un cabrón.

Pulp Fiction, al igual que toda la filmografía de Quentin Tarantino, juega a coger los elementos clave e icónicos de un género cinematográfico (el western y el cine negro, en este caso) y darles la vuelta, recolocándolos y mutándolos. Uno de los ejemplos más evidentes lo encontramos en Kill Bill, obra esquizofrénica que empieza como una película de artes marciales para ir transformándose progresivamente en un spaghetti western con katanas, rozando incluso el género de terror y el thriller criminal.

En Pulp Fiction ocurre algo parecido pero menos brusco; las escenas se suceden una tras otra, y con ellas el género de la película; comedia, acción, romance, terror… Todo tiene cabida en Pulp Fiction, al igual que en la vida real.

Todo tiene cabida en Pulp Fiction, al igual que en la vida real.

Tarantino, experto en romper las reglas de un género sin que éste pierda sus señas de identidad, da comienzo a la película de una forma que pocos habrían imaginado: con la periferia del crimen, esa zona que no interesa a nadie. El espectador medio está acostumbrado a ver asesinos a sueldo haciendo su trabajo en el cine, pero, ¿qué ocurre antes de que el matón llegue a su destino? En Pulp Fiction, la pareja de sicarios habla sobre hamburguesas, series de televisión y masajes en los pies mientras se dirige al piso donde se escoden sus futuras víctimas. ¿A quién le importa esa conversación intrascendente? A nadie, en realidad, pero Tarantino sabe hipnotizarnos con sus diálogos llenos de fuerza y ocurrencias disparatadas.

Dicho esto, la película tiene tres puntos fuertes:

El guión: escrito por Quentin Tarantino y Roger Avary; tremendamente original, no sólo por lo que cuenta sino también por cómo lo cuenta. No se trata de una historia lineal, sino de una trama llena de saltos en el tiempo… Un puzzle que el espectador debe montar. Una historia de criminales en la que hay cabida para la acción, el romance, la comedia, el suspense. Incluso, en cierto modo, el terror (la escena de los violadores podría haber sido una secuencia eliminada de La Matanza de Texas… ¡incluso aparecen una motosierra y un tipo enmascarado!).

Harán que los más mojigatos se lleven las manos a la cabeza

Eso si, el lenguaje grosero y barriobajero, (se llega a usar más de cien veces la palabra  joder) y las abundantes dosis de violencia, harán que los más mojigatos se lleven las manos a la cabeza o directamente se orinen encima.

Los diálogos abundan, pero nunca cansan… Al contrario. Los personajes que pueblan esta película hablan con gracia y estilo sobre temas mundanos, como la comida rápida o las series de la tele.

Hay diálogos y frases que, prácticamente, han pasado a formar parte de la cultura popular moderna, como esa mítica frase que muchos hemos soltado alguna que otra vez: “bien, caballeros… pero no empecemos a chuparnos las pollas todavía”

Las interpretaciones: porque si, todos los actores que aparecen en Pulp Fiction están en estado de gracia. A esto hay que sumarle el increíble reparto, lleno de caras conocidas como John Travolta, Samuel L. Jackson, Harvey Keitel, Uma Thurman, Tim Roth y Bruce Willis entre otros muchos.

Todos los actores que aparecen en Pulp Fiction están en estado de gracia.

La banda sonora: En Pulp Fiction hay mucha música. Música de los 50, de los 60, de los 70. Lo mismo cuelan música surf, como el mítico Misirlou, de Dick Dale, que un funky setentero, como el Jungle Boogie, de Kool & the gang, o el rock alternativo de Urge Overkill y su versión de Girl, You’ll Be a Woman Soon, de Neil Diamond.

Pulp Fiction es mucho más que un homenaje al séptimo arte. Es uno de los mayores pilares de los años noventa, una obra maestra que marcó un antes y un después en la forma de hacer cine. Un experimento demencial y terriblemente divertido que muchos trataron de imitar sin éxito.

Pulp Fiction es, en resumen, irrepetible.

TRAILER

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?