Quedan dos jornadas para acabar la liga, aunque el Meridiano Antequera jugará mañana en el Polideportivo Fernando Argüelles el último partido de la temporada como local, y lo hará ante el BM. Alarcos Ciudad Real, un rival que aún tiene opciones de entrar en la fase de acenso a la Liga Asobal.

La falta de presión para el conjunto antequerano, que ya aseguró su plaza en División de Honor Plata el próximo curso, será la mejor baza para acabar con la mejor imagen posible ante su afición. Ya despidió al equipo con una ovación en el anterior partido en casa, tras certificarse el objetivo marcado para esta temporada, pero quieren volver a disfrutar de un buen partido, que ponga el broche a una temporada con algunos altibajos pero con la satisfacción del deber cumplido.


A las 19:00 horas comenzará el encuentro, al igual que el resto de partidos de la jornada, donde se puede decidir el ascenso directo -si el al Atlético Valladolid Recoletas empata o gana a domicilio ante Bidasoa Irún- y quedar cerrado el grupo de equipos que lucharán por la otra plaza que da billete a la máxima categoría. A estar entre ellos opta aún el BM. Alarcos: ocupa la séptima posición y empata a puntos con Juanfersa Comunicalia. 

En la primera vuelta, el Meridiano empató a 29 en el Quijote Arena, aunque mañana ante su público espera lograr la última victoria de la temporada en casa. Eso sí, de nuevo los problemas físicos van a lastrar al equipo, ya que varios jugadores llegan ‘tocados’ al encuentro, además de la baja de Cristian Moll por un esguince.

De nuevo el equipo antequerano volverá a verse en esta jornada con un viejo conocido de la afición local, y ocupando el mismo puesto. Así, si la pasada semana se enfrentaban a Jorge Martínez en el partido ante R.G.C. Covadonga, mañana lo harán ante Jorge Villamarín, que esta temporada ha ocupado la portería del BM. Alarcos.

“Es un equipo muy difícil, que está ahí por méritos propios, que viene jugándose sus posibilidades de meterse en la fase de ascenso y que vendrá a intentar mantener esa posibilidad aquí, pero evidentemente nosotros tenemos que cumplir con nuestra obligación. Queremos hacer un buen partido y despedirnos de nuestra afición”, ha manifestado el entrenador del Meridiano, Quino Soler, para quien este encuentro puede ser “muy especial”.

Y es que siguen las dudas en el club sobre la viabilidad económica para continuar una temporada más en División de Honor Plata. “Sabemos que jugamos este partido, pero a partir de aquí no sabemos nada más, con lo que queremos despedirnos de la mejor manera”, ha sentenciado.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?