El fotógrafo Alberto Moreno ha conseguido posicionar al Torcal de Antequera de manera internacional gracias a su fotografía de la vía láctea retratada desde el lugar. La prestigiosa publicación americana ‘The Capture Atlas’ ha realizado una selección de las 25 mejores fotos sobre la vía láctea que se han publicado en todo el mundo este año, entre las que se encuentra ‘Erosion at night’, la obra del artista malagueño.

Alberto cuenta que esa pasión por la fotografía nace por los antepasados de su familia paterna, relatando con melancolía aquellas tardes con su abuelo, siempre con la cámara como fiel compañera. «Siempre recuerdo cómo mi abuelo me contaba historias de cuando iba con su padre montado en un burro de feria en feria con su cámara retratando a gente para ganarse la vida». Aunque esto fue la semilla de su gusto por el arte, no sería hasta 2014 cuando se despierta su interés real por el mundo de la imagen. «Empecé a ver fotos en las redes sociales, tanto de familiares como de otros fotógrafos de paisaje y se despertó en mí esas ganas por saber más acerca de esa máquina con cristales que podía capturar momentos», explica con entusiasmo.

Sin embargo, no todo en la vida de este «cazador de estrellas» gira alrededor de la fotografía. Alberto es conductor de la Empresa Malagueña de Transportes (EMT), lo que le ha permitido »conocer con más detalle, cada rincón mágico que nos rodea». Sin ir más lejos, el año pasado consiguió un gran reconocimiento gracias al Time-lapse ‘SIENTE MÁLAGA’ que tras el éxito en redes sociales, fue el vídeo con el que el alcalde de la ciudad felicitó las navidades a todos los malagueños.

Este malagueño apasionado de la fotografía nocturna y de la vía láctea ha conseguido, además, otros reconocimientos por sus instantáneas tanto a nivel nacional como internacional. «En los últimos meses he recolectado varias medallas de oro y varias de plata, y casi una decena de menciones de honor, no me puedo quejar del 2022», cuenta el fotógrafo. Además, actualmente concursa tanto en las ligas andaluza como en la española, en la que, a falta de dos jornadas, se encuentra en primera posición en la categoría de fotografía nocturna.

Una carrera de éxito que se ha vuelto a ver galardonada una vez más gracias al ranking de la prestigiosa publicación estadounidense ‘The Capture Atlas’. «Sinceramente me siento muy afortunado de que me hayan dado la oportunidad de estar en esta selección». El Torcal, según cuenta, ha sido parte de este éxito, considerándolo ‘su gran musa’. «Es un lugar mágico donde mover el trípode un metro, supone capturar otra fotografía muy distinta, con otra dimensión, millones de formaciones sedimentadas que dan lugar a imaginar figuras representativas según se observen desde una cara u otra», explica.

Y es que la lectura emocional es uno de los aspectos claves en las fotografías de Alberto, en las que predomina la magia del astropaisaje, lo que permite introducir al espectador en un mundo de estrellas que se presenta «como un lienzo en blanco en el que poder jugar con la realidad de lo que se ve».

«Lo que pretendo con mis fotografías es otorgar al espectador un orden para que la recorra según yo quiera, intentando así que este se sumerja en ella», añadiendo que «hay veces que se consigue en mayor medida y en otras que no tanto, pero la intención siempre es esa».

‘Erosion at night’ es un ejemplo de este trabajo, destacando por el predominio de los colores violetas que se funden sobre el cielo estrellado, dejando como principal protagonista a uno de los mágicos tornillos del Torcal de Antequera. Un recorrido por el mundo de las estrellas y la vía láctea desde el corazón de Andalucía que ha conseguido posicionarse como una de las mejores fotografías del mundo.

Sobre sus sueños, al igual que el universo, Alberto insiste en que no tiene límites. «Uno de mis sueños es poder disfrutar de la fotografía con mi hijo pequeño, viajar por el mundo retratando aquellos lugares más mágicos de la tierra en su compañía».

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?