Desde que comenzó la crisis económica en la provincia de Málaga han tenido lugar más de 10.000 desahucios. Una situación que no cesa y que cada día se va a gravando más y más. En Campillos unas 40 familias viven al borde del desahucio.

Y es que esta lacra no ha podido ser frenada ni por Ley Hipotecaria aprobada por el Gobierno central el pasado año 2013, que establecía la moratoria de pago de las mensualidades ni la Ley antidesahucios de la Junta –suspendida cautelarmente por el Tribunal Constitucional, al admitir a trámite el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Gobierno-.

En mayo de 2013, frente al importante número de casos de personas con dificultades para afrontar el pago de su hipoteca, Campillos decidió unirse y formar el Colectivo Afectados por la Hipoteca. Desde entonces no ha cesado la lucha en negociaciones con las entidades bancarias. Cualquier acuerdo es bueno para familias que se siente asfixiadas por la inestabilidad económica.

“Los propios afectados nos unimos porque no teníamos el apoyo del Ayuntamiento ni de nadie”, comenta la portavoz del Colectivo Afectados por la Hipoteca de Campillos, Carmen Gómez, quien señala el respaldo del Programa Andaluz en defensa de la Vivienda de la Junta. Sus técnicos se han convertido en los “guías” para que las familias perjudicadas conocieran el mejor camino que tomar, aunque “aún queda muchos por andar”. Gómez hace hincapié que “la mochila es pesada, pero la llevamos entra todos, así la carga se hace más ligera”.

Las familias de Campillos que actualmente se encuentran al borde del desahucio son “familias normales”. “De tener un puesto de trabajo y pegarte el palo la crisis que te deja parado, y mientras tienes un desempleo estas más o menos, pero cuando te queda una ayuda de 400 euros no puedes afrontar la hipoteca porque lo primero es darle de comer a tur hijos”, apunta Gómez.

Asimismo, la portavoz del colectivo resalta a los afectados que tienen implicadas también a sus familias “temen por ello”. “Lo primero que sientes es frustración quieres pagar, te sientes culpable y avergonzado. Te sientes que no vales”, lamenta Carmen, que insiste que desde el colectivo se le intenta abrir los ojos a los perjudicados porque “lo único que puedes hacer es buscar alternativas”.

Un panorama que supone un duro varapalo a la salud física y mental de muchos afectados, que en la mayor parte de los casos cuentan bebés o dos niños. Afortunadamente algunas personas pueden ir tirando con trabajos temporales en el campo, mientras tanto otros muchos comen gracias a Caritas y Cruz Roja.

Por otro lado, el colectivo ha presentado una demanda colectiva – admitida a trámite por el Juzgado de lo Mercantil de Málaga- a la entidad bancaria Unicaja, al pesar sobre ella sentencia firme, obligándola a devolver las clausulas suelo cobradas indebidamente a varias familias de Campillos. “Unicaja es el que se lleva la palma. Es la entidad más reacia junto a Santander. Decimos que es una tarifa plana porque tiene un 3,5 de intereses en las hipotecas, cuando en el mercado está a un 1 y pico.

Desde que arrancaron su andadura el Colectivo Afectados por la Hipoteca de Campillos han protagonizado muchas manifestaciones para lograr el diálogo con los bancos. Una lucha que no cesarán.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?