La plantilla antequeranista de nuevo mostró su unión al término del partido

Con todavía tres interminables jornadas por delante la plantilla del BM. Los Dólmenes volvia esta pasada semana a la actividad tras el descanso obligado por el calendario y con las miras de preparar otro de esos partidos carentes de valor, por lo que respecta a los puntos en juego, aunque si importante por aquello de tratar de no bajar el ritmo en un momento tan importante de la temporada en el que llegar al Sector con la fuerzas intactas sería el gran objetivo de los de Lorenzo y Darío, máxime después del denodado esfuerzo efectuado por un equipo que rayando a un altísimo nivel todo el año supo consumar muy por adelantado la consecución del primer objetivo en la campaña antes de tener que jugarse con otros tres rivales y en un fin de semana todo el año en una fase definitiva y a cara de perro.
Una salida fulgurante de partido de los antequeranos les dió de inicio un 0-3, de parcial que fueron manteniendo hasta el ecuador del primer tiempo. Tras el 6-6, los de casa, que acrecentaron su trabajo en defensa, mostraron su mejor versión que se trasladó al descanso en ventaja mínima 9-8.
La salida en la segunda mitad de los antequeranos es más certera y efectiva en un ataque con Juanma Cabrera, bien asisitdo en el pivote y un excelente Álvaro Escobar. Todo esto unido al compromiso defensivo permite a los líderes tomar una renta 12-17, al minuto 40, que ya saben perfectamente administrar hasta el final de partido con ventajas que hasta se fueron a los nueve goles de renta al minuto 50, (14-23), y que permitió sumar dos nuevos puntos y sobre todo continuar con esa dinámica de trabajo que les acerca al reto del sector de ascenso a Plata.

------------------------------


------------------------------


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here