InmobiliariaTorcalTop

escapada

Con la llegada del buen tiempo son cada vez más las personas que optan por coger sus vehículos y hacer kilómetros para disfrutar de una escapada en un entorno natural o visitar espacios monumentales otra localidad. Un plan que siempre gusta, pero en el que es recomendable, antes de ponerlo en práctica, tener en cuentan una serie de cuestiones en lo relativo al estado del coche.

Comprobar el estado en el que se encuentran los neumáticos en fundamental, especialmente en viajes largos. La legislación establece que el dibujo tiene que tener una profundidad de, al menos, 1,6 milímetro. Para saber el alcance del desgaste de las ruedas hasta ese momento, basta con mirar las marcas que los fabricantes hacen en las cubiertas. Si la marca está al mismo nivel que el reto de la goma, hay que cambiar la rueda. También existen en el mercado aparatos con capacidad para medir con precisiones milimétricas la cubierta.

Asimismo, es recomendable constatar los niveles de presión antes de comenzar el viaje, dejando el aire que indicado por el fabricante para cada modelo de vehículo.

Importante es constatar cómo se encuentran las ruedas, como los amortiguadores y frenos del vehículo

Y tan importante es constatar cómo se encuentran las ruedas, como los amortiguadores y frenos del vehículo. Para poder testar el estado de los primeros, se pueden hacer presión desde arriba a cada una de las ruedas y soltar: Si hay un rebote cuando se suela, es que puede haber un problema. También hay que comprobar que los frenos no hagan ningún tipo de chirridos cuando se pisa el pedal o que no se pare el coche en el punto que esperamos cuando se frena.

Otros elementos que son aconsejables verificar antes de un viaje son las luces, comprobando que se encuentre correctamente alineadas y su potencia, tanto la larga como la de corto alcance y las luces antiniebla. Si hay lluvia durante el trayecto, los problemas de visibilidad aumentan, por lo que es esencial un correcto funcionamiento de las luces… y del limpiaparabrisas. Primero que la velocidad sea la adecuada para retirar el agua en función de cuanta caiga y también que las escobillas no se hayan dañado, cuarteándose, por ejemplo, por los cambios de temperatura. Este hecho puede provocar que, durante su funcionamiento, acaben dejando un velo de suciedad o ‘estrías’ que generen mala visibilidad, provocadas, por ejemplos, por las luces de vehículos que viajen en dirección contraria.

No hay que olvidar nunca contar con un chaleco reflectante y los triángulos

Igualmente, también será recomendable antes de hacer un viaje comprobar los niveles de aceite, para que el motor tenga un correcto funcionamiento, además de mantener la conservación de sus piezas.

Al margen de revisar todas estas cuestiones, no hay que olvidar nunca contar con un chaleco reflectante y los triángulos de seguridad en el maletero. Y es que, en el caso de sufrir un accidente, hay que colocarse esta prenda al bajar del y colocar los triángulos a la distancia adecuada para alertar al resto de vehículos. También es recomendable, en estas situaciones, contar con un pequeño botiquín o bolsa con productos para curar algún tipo de herida.

¿Quieres recibir las últimas noticias?

* Obligatorio

¿Quieres recibir la actualidad cofrade?

* obligatorio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here