Corazones Solidarios es una asociación formada fundamentalmente por profesionales sanitarios, de ese porcentaje gran parte trabajan en urgencias y UCI «por lo que desde que empezó la crisis del coronavirus estamos muy involucrados y sensibilizados con el tema», comenta María Jesús Morales, presidenta de la asociación.

«Le dimos vueltas pensando qué podíamos hacer además de nuestro trabajo diario y lanzamos una campaña con el eslogan ‘Súmate al Reto de Corazones Solidarios’, ahora estamos confinados y no podemos hacer gran cosa, lo que vimos más práctico es tener un número de cuenta para que la gente donara dinero para material sanitario».

La asociación está formada fundamentalmente por sanitarios que llevan a cabo actividades de promoción de salud

Morales ha calificado la respuesta de la población como «impresionante», ya que en apenas una semana se han recogido más de 10.000 euros, además de la subvención extraordinaria recibida del Ayuntamiento de otros 10.000.

Corazones Solidarios se pone a disposición del hospital de Antequera con material que luego se quedará allí; «monitores, sistemas de alto flujo de oxígeno u otros materiales que se necesiten de forma urgente».

Según ha comentado la presidenta de la asociación, adquirir esos materiales no es tarea fácil, «todo el mundo los solicita ahora y a veces es difícil que haya para todos. Es para el que antes llegue y pague. Para los EPIs, por ejemplo, hemos tenido que obtenerlos a través de empresas agrícolas», ha añadido. «Nuestra satisfacción es que nuestros profesionales sanitarios trabajen en las mejores condiciones, que no es que estuvieran desprotegidos ni mucho menos, pero a veces es complicado acceder a ese material incluso para las administraciones públicas. Es una satisfacción poder ayudar porque al ser sanitarios estamos trabajando y ayudando a compañeros».

La presidenta de Corazones Solidarios ha comentado, además, otro de los gestos que han tenido con la plataforma sanitaria del hospital, «estamos tan sensibles y tan estresados que decidimos, a través de unas monjas de clausura de Antequera, que son famosas por los dulces que hacen, comprarles algunos y repartirlos por el hospital como un detalle de nuestra asociación para alegrarles la tarde».

Los sanitarios, tras pasar por la fase de cambio del hospital, «que ahora es completamente diferente a como estaba antes», ven a pacientes sospechosos de una enfermedad altamente contagiosa, «estas estresada porque quieres darle el mejor trato a tus pacientes, pero tratas con ellos de un modo menos cercano, y luego llegas a casa, con miedo de ser un portador asintomático», comenta María Jesús, «hay muchos sanitarios con personas mayores en casa o familiares con patologías, es muy duro».

Morales, ha cometado además, que, los españoles, «por nuestra forma de ser tan cercana, cuando alguien va al hospital vamos todos a acompañarlo, y si el enfermo pasa la noche ingresado, el familiar se queda en sala de espera. Ahora eso no se puede hacer, el paciente está solo, y las familias sufren en ese aspecto, solo pueden recibir información por teléfono», continúa.

Los profesionales del Área Sanitaria Norte de Málaga aún no se acostumbran a ver a personas mayores que van a quedarse solas y aisladas, tras diagnosticarle el positivo en COVID19, «son situaciones muy duras, pero desde luego los ciudadanos se están portando genial. A urgencias únicamente están llegando personas con un urgencia, no se colapsan, no se va por cosas que habitualmente se iban, siendo menos graves», ha trasladado.

«Los aplausos de cada tarde son para los sanitarios y las personas que siguen prestando su servicio en esta delicada situación, pero realmente deberían ser para los pacientes, familiares y ciudadanos por el comportamiento tan ejemplar que están demostrando en estos días. Y por supuesto para todas aquellas personas y entidades que se han volcado y han colaborado con nosotros para poder ayudar a los sanitarios a trabajar en las mejores condiciones».




DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here