No hace ni tres meses que el Meridiano Antequera se enfrentó al ARS Palma del Río para cerrar la temporada. El 25 a 24 final dejó al equipo verde fuera de los puestos de promoción de ascenso a la máxima categoría del balonmano español y un agrio sabor en el seno de la plantilla.
Motivados por aquel desliz, enrabietados quizás por lo sucedido, lo cierto es que el Meridiano Antequera se ha sacado la espina clavada en aquel momento y ha derrotado con contundencia al conjunto cordobés por 29-21 (16-8 al descanso). Los antequeranos encarrilan de esta forma la semifinal de la Copa de Andalucía y ponen un pie en la final. 
Los locales arrancaron sin dar ninguna opción a su rival. Bien plantados en defensa, apoyados por un extraordinario Jorge Villamarín en la portería, los parciales a favor crecían con el paso de los minutos. Del 6 a 3 de los primeros compases se pasó rápidamente a un 10 a 6 gracias a la labor de los jugadores más experimentados. En el tramo final de la primera parte, Villamarín echó el cierre a su portería durante doce minutos y la ventaja se disparó hasta los ocho goles (16-8) con los que se alcanzó el ecuador del envite. 
Lorenzo Ruiz relevó a los porteros tras la reanudación y a Maireles le costó un poco más entrar en el choque. Coincidieron esos momentos con una mayor respuesta defensiva del conjunto cordobés que poco a poco asimiló las instrucciones de su técnico. Las fuerzas se equilibraron por momentos, los palmeños recortaron la renta con una mayor eficacia ofensiva (20-15) y la tensión fue creciendo. Las exclusiones comenzaron a caer de uno y otro lado pero los locales no perdieron la forma ni su estilo de juego. En inferioridad, los verdes eran capaces de marcar y eso golpeaba con dureza la fortaleza mental del contrario. Así, a diez minutos para la conclusión, el Meridiano Antequera puso la máxima renta en el electrónico (27-18), y en el intercambio de goles posterior murió el partido.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?