Tras la previsible derrota en Zamora, en la que los antequeranos no tuvieron opciones, prácticamente, durante los sesenta minutos de partido de alcanzar un buen resultado la cita se trasladaba este pasado fin de semana al “Argüelles”, escenario del debut en casa de los de Quino Soler ante un más que probable rival directo en la lucha por la permanencia como el Amenabar vasco en un partido en el que oficialmente se iban a presentar todas las nuevas caras de los antequeranos en este nuevo episodio liguero con el añadido de ver en acción de nuevo en casa a Nacho Soto tras sus más recientes presencias en Puente Genil y en Archidona.

El partido de inicio ya traía la emotiva estela que dejó con su marcha, días atrás, el emblema José Luis Pérez Canca “Pepelu”, un malagueño ilustre cuyo último trayecto deportivo lo vivió en Antequera y a cuyo destino estaba dedicada una victoria que en todo caso resultó más sufrida que lo que demostró el marcador final (26-19).

Cierto es que desde el 2-0, inicial los de casa siempre mandaron en el luminoso con diferencias de hasta tres goles 8-5 (M.25). Un buen trabajo defensivo y un acertado Mai en momentos puntuales suplieron los atascos en ataque para un marcador parcial de 10-8.

Amenabar salió decidido e igualó 13-13 (M.40), momento en que un parcial de 3-0, volvió a mostrar la superioridad de un “siete” antequerano en pista que fue ganando en convicción con el paso de los minutos hasta saldar con una renta más contudente de lo esperado un debut en el que la estela de “Pepelu” estuvo presente antes, durante y después del partido.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?