No eran las mejores sensaciones con las que parecía abordar su partido en una cancha invicta como la de Bordils, un Meridiano Antequera inseguro de si mismo tal como lo demostró su pobre rendimiento en el pasado partido en casa ante Octavio. Las deficiencias en el juego antequerano mostrado fueron tratadas de disimular y erradicar por el tandem Eduardo Izquierdo-Quino Soler, con el trabajo semanal y que con este partido en tierras catalanas abrían una semana de tres enfrentamientos importantes y decisivos choques en un par de frentes tales como Liga y Copa, este último con la visita del próximo miércoles 6 a las 20:45 del Ángel Ximénez al “Argüelles”, en eliminatoria única a un partido.

El largo viahe a tierras gerudenses sirvió para hacer patente dos cosas, la primera la de comprobar como la fuerza volvió a recuperarse a nivel colectivo, dándolo todo en cada momento incluso cuando avanzada la segunda mitad un parcial de 8-1, debido entre otras cuestiones a las decisiciones arbitrales disciplinarias, y que nunca hicieron arrojar la toalla a los de Eduardo Izquierdo. Por otro lado de nuevo las concesiones en defensa volvieron a costar muy caras aunque bien es cierto que enfrente había un rival joven y poderoso físcamente que gran parte de su éxito lo basa cada partido en este arma que pocos equipos pueden permitirse el lujo de aguantar durante sesenta minutos y en esa cancha.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?