Fotografías: José Luis González y Antonio Jesús Palomo

La iglesia parroquial de San Juan acogió este sábado por la tarde, el tradicional traslado del Santísimo Cristo de la Salud y de las Aguas, Patrón de Antequera. Un acto que, debido a la situación sanitaria, se tuvo que adaptar a la pandemia, no obstante, se pudo llevar a cabo tras no poderse desarrollar el pasado año al encontrarnos en pleno confinamiento.

A las seis y media de la tarde, las puertas del templo se abrieron para venerar al Protector de la Ciudad, el cual ya se encontraba “bajado” de su capilla y en la entrada del templo. Posteriormente, a las siete y media, la imagen fue trasladada hasta el altar mayor dónde se celebró Eucaristía, lugar donde permanecerá expuesto al culto para sus tradicionales novenas que darán comienzo el próximo sábado 1 de mayo y hasta el martes 18, con apertura desde primeras horas de la mañana y hasta el final de la tarde de forma ininterrumpida para facilitar como es tradicional la visita y rezo.

Durante la tarde, voluntarios de Protección Civil controlaron el acceso al interior del templo y el aforo siguiendo las medidas preventivas sanitarias.

Cabe recordar que, este año debido a la pandemia, tampoco podrá procesionar el Cristo de la Salud y de las Aguas por las calles de Antequera, pero la Hermandad celebrará una Función Solemne el domingo 23 de mayo.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?