El secretario general del PSOE de Antequera y portavoz socialista en el Ayuntamiento, Kiko Calderón, ha vuelto a mostrar su indignación tachando de “escándalo” el nuevo capítulo de la larga historia del pabellón “cubierto”, que se remonta a 2015.

Y es que, a todo lo que ha ocurrido con respecto al único proyecto de calado que parte del Partido Popular en Antequera, en las últimas semanas se ha tenido conocimiento de una resolución por la que el Ayuntamiento de Antequera tendrá que devolver 92.425 euros en concepto de reintegro parcial exigible, además de unos intereses generados de 22.208 euros de la primera subvención recibida en 2015 para comenzar la primera fase del pabellón por no haberse ejecutado la obra dentro de los plazos concedidos.

En total, son 114.644 euros los que el Consistorio tiene que devolver por la “nefasta gestión del equipo de Gobierno del único proyecto que ha sido capaz de empezar, pero no de terminar”. Algo que se agrava, además, con la subida del precio de los materiales que se ha dado en los últimos tiempos, ya que, si la obra hubiera estado terminada para 2018, como en un principio se dijo, este coste habría sido mucho menor para los bolsillos de los antequeranos y antequeranas. “Aquí tenemos un ejemplo más de que esta mala gestión por parte del PP nos está saliendo muy cara a todos y todas”.

Así, Calderón asegura que Barón “debería dar explicaciones, y pedir perdón a todos los ciudadanos y ciudadanas, a deportistas y a los clubs que están esperando tener unas nuevas instalaciones”, tras lo que ha recordado que “las únicas instalaciones que existen en Antequera son las que dejó listas el Partido Socialista”.

Siete años sin pabellón cubierto

“Es increíble lo que se está dilatando en el tiempo la culminación del único proyecto en estos 12 años de gobierno del Partido Popular en Antequera”, ha señalado el líder socialista antequerano, quien ha recordado que este proyecto fue anunciado en mayo de 2015. A finales de aquel año, la Diputación conseguía una subvención en torno a medio millón de euros para la primera fase, que se tradujo en movimiento de terreno y en la instalación de las pistas tal y como están hoy. Unas obras que tendrían que haber tenido tres meses de duración, y que sin embargo no empezaron hasta finales de 2017.

Según el PSOE, a finales de aquel mismo año se dijo que, para los presupuestos de 2018, se contemplaba una partida para una segunda fase, y aunque se contempló, efectivamente tampoco se llegó a ejecutar. En 2019 se firma un crédito de 1,8 millones de euros, de los cuales, 1,2 iban destinados a cubrir el pabellón, y tampoco se ejecuta. Nadie da explicaciones de a dónde va a parar ese dinero, y en 2020 se firma un nuevo préstamo con Unicaja, ahora de 1,4 millones, supuestamente también destinados a terminar el pabellón cubierto, pero tampoco se termina, “y tampoco han dado explicaciones a todos los antequeranos y antequeranas de a dónde ha ido a parar ese dinero”.

Este mismo año, en 2022, la Diputación de Málaga concede otra subvención al Consistorio, en esta ocasión de un millón de euros, para, junto a 900.000 euros por parte del Ayuntamiento, terminar de ejecutar las obras. Esta segunda fase sale a licitación y queda desierta, por lo que se tiene que rehacer el proyecto, con un aumento del montante asignado del 25 por ciento, tal y como comenta el portavoz socialista.

“No solo no han sido capaces de culminar el único proyecto que han presentado de calado, sino que parece que aún va para largo”, ha lamentado Calderón, recordando que no solamente queda una segunda fase, sino que después vendrá una tercera. “Esto es el cuento de nunca acabar, y un reflejo de la mala gestión del PP en materia deportiva y en materia de ejecución de proyectos”, ha finalizado.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?