Un partido para disfrutar del balonmano. Eso es lo que le espera al Meridiano Antequera este sábado en su visita a Valladolid y al público que se de cita, a partir de las 19:00 horas, en el Pabellón Huerta del Rey de la capital pucelana.

El equipo antequerano se enfrenta mañana al Atlético Valladolid Recoletas en un encuentro donde ninguno de los dos equipo se juegan nada: los locales se convirtieron la pasada jornada en campeones de la División de Honor Plata, mientras que los visitantes llevan varias semanas con su permanencia certificada. En el club son de que se van a encontrar una “fiesta”, donde los de casa que querrán celebrar con su público su regreso a la Liga Asobal. “Será un bonito partido contra un equipo que ha demostrado ser el mejor en el año”, ha comentado el entrenador Quino Soler.
La relajación por la consecución del objetivo se ha notado en la plantilla, que lleva sin lograr un triunfo desde comienzos de mes, cuando se celebró la salvación con una victoria en el Polideportivo Fernando Argüelles ante el BM. Alcobendas. A partir de entonces, el Meridiano se han enfrentado a rivales más necesitados de puntos para buscar la clasificación para las eliminatorias de ascenso a la máxima categoría.
También se han notado las bajas de última hora en varios partidos y que continuará para este último, como serán las de Carles Asensio -con permiso de los técnicos para viajar a Granollers (Barcelona) por motivos académicos-, Nacho Soto y Cristian Moll, que padece una pubalgia. “La plantilla va a realizar un último esfuerzo, con todos los problemas físicos que tenemos y las cuestiones deportivas y extradeportivas, e intentaremos centrarnos en las primeras y hacer un partido lo más digno posible dentro de nuestras circunstancias”, ha admitido Soler.
El técnico malagueño ha calificado la temporada de “éxito”, no sólo por haber logrado la permanencia a falta de varias jornadas para el final “en una liga igualada”, sino sobre por el trabajo de los jugadores y también por la afición y “por todo el mundo que ha ayudado y ha creído en el equipo cuando al principio de la temporada había muy poquitos que lo hacía”. 
“Hay que disfrutar del momento, aunque sea inevitable la preocupación por lo que vendrá, porque el futuro de un club no se puede predecir si los recursos económicos no son los suficientes para seguir en la categoría merecida. Se seguirá luchando contra las adversidades sin perder la esperanza en que esta sea una previa a las buenas noticias”, aseguran desde el club.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?