alcohol

He asistido a la presentación de una encuesta sobre drogas echa este año pasado por la Universidad de Málaga con la colaboración de la Delegación Provincial Para la Igualdad y Bienestar Social y en ella se ve reflejado que el consumo más habitual entre los jóvenes universitarios es el alcohol muy por delante de otras drogas.

Es un reflejo de lo que todos estamos viendo y es que cada vez más se abusa de esta droga, que por estar legalizada no es menos dañina, sino todo lo contrario cada vez son más los jóvenes que acuden a nuestras Asociaciones pidiendo ayuda por su consumo.
No se si será por la dejadez de los padres y madres, no querer darse cuenta del problema hasta que ya la solución sea tardía o es que todos somos muy permisivos y no nos llama la atención que jóvenes menores de edad consuman alcohol en cualquier parque o portal y es que a veces creemos que nuestros hijos no lo hacen y por lo tanto no va con nosotros ese problema y cuando nos damos cuenta son precisamente los nuestros los que lo hacen.

A veces he visto a chicas con menos de 15 años haciéndose un porro en la calle y escondiendo las manos para que no se les viese y me da una lastima tremenda lo que hacen, no saben o no quieren saber en lo que se están metiendo, pero yo no soy ni su padre, ni tampoco policía para llamarles la atención y como sus padres no se preocupan por ellas, bien por que no las ven o por que no se preocupan de cómo llegan a casa, es por lo que cada vez más estamos asistiendo a chicos/as con graves problemas de drogodependencias.
A mi me hace gracia cuando algunos padres les echan la culpa a los amigos/as de sus hijos/as, cuando a lo mejor son esos hijos, los que hacen que los demás consuman también y no por influencias de otros.

He visto a chicas con menos de 15 años haciéndose un porro en la calle.

También es muy corriente el consumo de alcohol entre los menores ya que según este estudio los jóvenes universitarios han empezado a consumir mucho antes de entrar en la universidad, por lo tanto han empezado siendo menores y es que la permisividad de todos, padres, madres y autoridades implicadas en que no consuman hacemos la vista gorda ante estos hechos y es que hay muchos sitios donde no se les pide el carnet de identidad a los menores a la hora de venderles esta droga y claro ante esta situación poco podemos hacer los que ayudamos a los que tienen este problema, ya que los programas de prevención se ven abocados a no ser eficaces.

Creo que todos debemos remar en la misma dirección, por un lado los comerciantes que con tal de ganar dinero no miran la edad de estos chicos y del daño tan tremendo que les hace en su organismo el alcohol y por otro están las autoridades que deben velar por el cumplimiento de la Ley que prohíbe la venta y consumo de bebidas alcohólicas a menores y que no se lleva a cabo con la eficacia que sería de desear y por otro están los padres y madres que no quieren darse cuenta en el peligro en que se están metiendo sus hijos y del daño irreversible que les está ocasionando.

Por eso mi mayor deseo es que este consumo en vez de ir en aumento, vaya paulatinamente decayendo y tengamos una juventud más sana y mejor preparada para que puedan tener un futuro mejor.

Francisco Arana Jiménez

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?