Top_DrusoMaior_GenéricoJulio
Un momento de la actuación de la Coral María Inmaculada

La Coral María Inmaculada de Antequera llenó la iglesia conventual de Las Descalzas en la que interpretó esta noche un concierto sacro que contó con una parte a capella y otra con acompañamiento de órgano.

En la primera parte, esta coral nacida en la Navidad de 1979, interpretó Sicut Cervus Desiderat, O Domine Jesu Christe, Oh, Rostro Lacerado, O Jesu Christe, Jesu Dulcis Memoria y Sepulto Domino.

Para la segunda parte, ya con el acompañamiento del órgano, interpretaron los coros números III, V y VII de Stabat Mater Op. 58, así como Introït et Kyrie, Requiem Op. 48, Agnus dei, Requiem Op. 48 y Ave Verum Corpus.

Todas ellas partituras de G. P. Palestrina, J. S. Bach, J. Van Berchem, A. Dvorák, G. Fauré y W. A. Mozart. El concierto contó con la dirección de Ángel J. García Acedo y en el órgano, José Antonio Morales de la Fuente.

La Coral María Inmaculada cuenta ya con un amplio repertorio de reconocimientos a sus espaldas como haber sido declarada Agrupación Predilecta de la Ciudad. También en 2005 coincidiendo con el XXV aniversario de la coral, ésta recibe el galardón de la Jarra de Azucenas.

Un momento de la actuación de la Coral María Inmaculada
Un momento de la actuación de la Coral María Inmaculada

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here