El pasado viernes 14 de junio, la Diócesis de Málaga convocó a los hermanos mayores y directores espirituales de las cofradías de la diócesis para presentar oficialmente el decreto, con fecha del 21 de abril, que contiene las Normas para el Régimen de Grupos Parroquiales, de Culto y Devoción, en Honor de Nuestro Señor Jesucristo, de la Santísima Virgen María y de los Santos; las Normas para la Creación de Nuevas Hermandades o Cofradías; las Normas para la Organización y Actividad de las Hermandades y Cofradías y el Modelo de Estatutos para las Hermandades y Cofradías.

El encuentro, que se ha desarrollado en la Casa Diocesana de Málaga, ha contado con la presencia del Obispo, D. Jesús Catalá; el Vicario General Antonio Coronado; el delegado de Hermandades y Cofradías, Manuel ángel Santiago, así como de la gran mayoría de hermanos mayores y directores espirituales de las hermandades de toda la diócesis, en total, fueron 170 las hermandades representadas.

El encuentro dio comienzo con una oración presidida por el Obispo, quien dirigió a los presentes unas palabras de bienvenida, explicando el motivo de la convocatoria. A continuación, Antonio Coronado pasó a explicar el documento desde una perspectiva general, así como su motivación, y los cofrades Miguel Orellana Ramos y Miguel ángel Orellana Ortega, hermano mayor y teniente hermano mayor de la Hermandad de la Victoria, patrona de Málaga, pasaron a desarrollar el contenido de cada normativa. El encuentro ha contado también con un tiempo para las preguntas de los participantes.

El objetivo de estas directrices es prestar un mejor servicio al mundo de las asociaciones públicas de fieles, concretamente a las hermandades y cofradías, facilitando instrumentos adecuados que den respuesta a los retos actuales y potenciando, al mismo tiempo, la comunión mediante el establecimiento de un marco común.

Entre algunos puntos reseñables se prevé la apertura de expedientes de información reservada internos respecto a actuaciones que pueden considerarse como faltas muy graves, graves y leves. Las infracciones muy graves podrán ser sancionadas con la baja definitiva como hermano o por un mínimo de diez años en la corporación; o con la privación definitiva o por un mínimo de diez años de algún derecho, como puede ser el desempeño de un cargo directivo o la participación en la procesión.

También se especifica que para presentarse a elecciones a los cargos de hermano mayor o teniente hermano mayor es necesario realizar un curso de formación teológica básica. Desde el 1 de octubre de este año hasta el 30 de junio de 2024, deberán acreditar que están recibiendo esa formación; y a partir del 1 de julio de 2024, será necesario haberla completado para poder aspirar a estos puestos.

Entre las novedades para la convocatoria de comicios se encuentra la obligatoria creación de una comisión electoral en cada hermandad para conseguir «mayor transparencia y limpieza» en el proceso, formada por seis hermanos (tres titulares y tres suplentes) que no sean miembros de la junta de gobierno; el fiscal, tesorero y secretario de la directiva saliente (con voz pero sin voto); y miembros de las candidaturas que se presenten, en el caso de que sean más de una.

Las nuevas normas entrarán en vigor el próximo día 1 de julio y se ofrece un plazo de un año a las cofradías para adaptarse a ellas, si bien hay cuestiones cuya aplicación es más inmediata.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?