El futuro de las energías renovables en Archidona está en jaque. La empresa Watt Development lleva desarrollando desde 2017 un proyecto fotovoltaico en Archidona, que cuenta con todos los estudios y permisos necesarios y que ahora se encuentra de manera inesperada con un giro en la postura municipal debida a la negatividad de otorgamiento de la licencia de obras y a la modificación del PGOU en tramitación por parte del Ayuntamiento, que, además, «podría condenar al futuro del pueblo, no solo para este proyecto, sino para los ya existentes y los venideros», según declara la empresa Watt.

Y es que, según ha podido saber la empresa, el Ayuntamiento, «a pesar que durante años ha mostrado su apoyo a este proyecto, ha cambiado de postura de manera inexplicable. No entendemos el cambio repentino de criterio por parte del Ayuntamiento, más aún cuando se trata de un proyecto de futuro para dicha localidad, respetuoso con el medio ambiente y clave en la lucha contra el cambio climático, que implicaría unos cuantiosos ingresos en las arcas municipales además de una importante generación de empleo local y que posicionaría al municipio a la cabeza de este tipo de proyectos. El cambio de rumbo del Ayuntamiento no solo implicaría la pérdida de todos los beneficios asociados a un proyecto de estas características, sino que podría dejar los proyectos renovables del municipio existentes y en ejecución fuera de ordenación, podría llevar al municipio a pagar indemnizaciones millonarias y pondría en riesgo el PGOU debido a los recursos contra la aprobación definitiva que podrían derivar en la nulidad del mismo, además de la perdida clara de confianza de los empresarios que buscarán otros  municipios en los que poder invertir, con la riqueza y generación de empleo que ello supone”, explica Alejandro Obiol, director de la empresa.

Características del proyecto

Las instalaciones del proyecto se sitúan a ambos lados de la A-92 (parte norte y parte sur) siendo la parte sur la más cercana a las viviendas del municipio en donde se han incluido barreras vegetales y zonas de arbolado. La parte norte de la implantación rodea una subestación eléctrica de Endesa donde conectará el proyecto y está prácticamente colindante con otra instalación conectada en 2008.

El proyecto dispone en la actualidad, después de tres años de tramitación, de todos los permisos administrativos, urbanísticos y ambientales necesarios, previos a la obtención de la licencia de obras (Autorización Administrativa previa, Autorización Administrativa de Construcción, Informe favorable de la Consejería competente en materia de Urbanismo y Autorización Ambiental Unificada). “Ni el Ayuntamiento ni los vecinos han presentado alegación alguna al proyecto durante todo el proceso, habiendo estado el proyecto incluso expuesto en el propio Ayuntamiento”, recuerda Obiol.

Además, el Proyecto ha contado, en todo momento, con el apoyo del Ayuntamiento. Así, el mismo cuenta con el correspondiente certificado de compatibilidad urbanística emitido por el técnico municipal y se ha firmado un Convenio o Protocolo de Colaboración con el Ayuntamiento a través del cual se fomentaba la cooperación empresarial y la formación y contratación de personal de la localidad. El Ayuntamiento manifestó en dicho Convenio su voluntad e interés en colaborar, facilitar y llevar a cabo las actuaciones administrativas necesarias para permitir la consecución del proyecto. Por último, el Ayuntamiento ha concedido la correspondiente licencia urbanística de Obra Menor para la ejecución de un cruzamiento en la A-92, que servirá para conectar las instalaciones del Proyecto FV existentes a ambos lados de la carretera (trabajos ya ejecutados).

“Sin embargo, sorpresivamente, debido a algunas presiones vecinales recibidas y soportadas bajo información no contrastada derivadas de no disponer de información veraz de primera mano y de un desconocimiento generalizado de las energías renovables, el Ayuntamiento ha adoptado una nueva postura contraria al proyecto”, añade Obiol, quien espera que el Ayuntamiento reconsidere su postura y el proyecto se desarrolle según estaba previsto.

Bondades de la energía fotovoltaica

A fin de recordar los beneficios que general la energía fotovoltaica, la empresa recuerda que:

  • La energía fotovoltaica no produce emisiones de CO2 y otros gases contaminantes a la atmósfera, por lo que se disminuye el efecto invernadero. Con un aire más limpio, tanto la población humana como el planeta tierra en general ganarán en salud.
  • No genera residuos de difícil tratamiento, como en el caso de la energía nuclear.

Son inagotables, ya que su fuente es el sol. Otras fuentes tradicionales de energía, como el carbón, el petróleo y el gas son limitados y cada día que pasa las reservas mundiales se agotan irremediablemente.

  • Evitan la dependencia exterior. Las energías renovables han permitido a España desarrollar tecnologías propias, de manera que es líder mundial en la fabricación de productos renovables. Además, con una producción estable y asentada basada en energías renovables, el precio energético (la factura del agua, la luz o la calefacción) no sufriría tantos altibajos.
  • La energía fotovoltaica genera una gran cantidad puestos de trabajo: fabricación, instalación, mantenimiento y comercialización. Contribuyendo así a la mejora en la economía del país y de la generación de empleo local.
  • Es una tecnología 100% segura, inocua y silenciosa. Una de las características de las instalaciones fotovoltaicas es que es una energía silenciosa, incluso permite instalar equipos en espacios residenciales sin que de ello se derive ningún tipo de problema acústico.
  • La energía fotovoltaica no genera contaminación lumínica, lo que permite su instalación en cualquier ambiente, incluso en aeropuertos.
  • Generan riqueza local a través de los impuestos derivados como de los puestos de trabajos locales directos e indirectos durante la construcción como en la operación y el mantenimiento de las instalaciones. Actualmente, se estima la generación de unas 30.000 h de trabajo principalmente local por cada 10 MW de potencia de instalación, es decir que para un proyecto de 33 MW estaríamos hablando de cerca de cerca de 100.000 h de trabajo.
  • No generan contaminación en el medio, son totalmente limpias, por lo que tanto el subsuelo como los recursos hídricos de la zona no se ven alterados en absoluto, es más, la eliminación de abonos químicos, herbicidas o pesticidas mejoran la calidad del agua.
  • Son respetuosas con la flora y la fauna, además, cada vez son más los proyectos que incluyen zonas de protección de la fauna autóctona que permite a este tipo de proyectos ayudar a la protección de la fauna local así como a la mejora de su conocimiento a través de programas de seguimiento.
  • Cada vez es más habitual la implantación de plantas fotovoltaicas cerca de zonas urbanas y residenciales, por ello se hacen estudios de integración que buscan armonizar los proyectos con el entorno, siendo común la realización de pantallas vegetales o zonas de plantación autóctona para disminuir o incluso eliminar el impacto visual.
------------------------------


------------------------------


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here