Foto de archivo de la última avería en la red de agua de Majavea

Los principales acuíferos que abastecen el municipio están mermando ante la escasez de lluvias lo que está provocando un abastecimiento deficitario en las zonas altas del pueblo

Situación crítica en Campillos ante la falta de agua. Esta vez es noviembre y el problema no reside en ninguna avería de la red de abastecimiento como ocurrió en octubre del año pasado. Ahora los recursos hídricos están mermando ante la escasez de lluvias por lo que la entrada de agua en los depósitos de la localidad se ha reducido mucho en las últimas semanas debido al delicado estado de los acuíferos que abastecen las redes de agua de Majavea y Peñarrubia.

Actualmente, entre las dos fuentes, están entrando a los depósitos unos 14 litros de agua por segundo, cuando normalmente es más del doble. En zonas altas como el Cerro de la Negra, han estado hasta cuatro días sin agua y en general, el suministro continúa siendo deficitario.

Ante esta situación, el Ayuntamiento ha tenido que tomar medidas desde el pasado fin de semana. En un primer momento, se optó por cortar en la parte baja del pueblo el anillo de agua, “la tubería grande que bordea el municipio y añade más presión” para intentar recobrar el abastecimiento en la zona alta de la localidad sin afectar al suministro normal en la otra zona que es la más nueva y donde primero llega el agua.

No dio resultado, por lo que se vieron en la obligación de iniciar cortes totales de agua en la zona baja desde las diez de la noche hasta las ocho de la mañana con el objetivo de que el depósito se fuese recuperando. Algo que, por ahora, sí que ha funcionado. “Es una medida difícil, pero lo hacemos pensando en que se va a perjudicar al mínimo a la población porque entendemos que a esas horas la actividad cotidiana ha terminado”, valoró el alcalde, Francisco Guerrero, en una entrevista realizada por la radio local del municipio.

De forma preventiva, el Ayuntamiento mantendrá esta medida hasta que haya garantía suficiente de que se puede recobrar la normalidad. Pero si las reservas de agua continúan descendiendo y la lluvia no acompaña a corto plazo, tendrán que volver a intervenir con cortes “más serios y duros” o llegar incluso a abastecer a la población con cubas y camiones cisterna.

El regidor espera que las lluvias de cara al invierno traigan consigo la recuperación de los recursos naturales. Aun así, pide responsabilidad a la ciudadanía y a los actores económicos para que hagan un uso responsable y un consumo racional del agua potable porque “la situación se puede complicar mucho más”.

Además, hace un llamamiento a las Administraciones públicas para que realicen una planificación hidrológica conforme a lo que se viene en el futuro, que no es otra cosa que épocas de sequía y episodios torrenciales provocados por el cambio climático. “Debemos hacer una labor de concienciación y pedagogía en cuanto al uso de los recursos hídricos. Ya no solo en el uso cotidiano, sino también en cuanto al turismo o la agricultura intensiva. El agua va a faltar si seguimos así”.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?