Sevilla mostrando algunas de las mantillas

Mi Mantilla es una firma de moda especializada en la mantilla española, prenda que es usada en diferentes ámbitos de la sociedad.

Actualmente es usada en las procesiones de Semana Santa como prenda de respeto o en las procesiones de gloria, pero ya no en color negro sino en blanco, usándose además en bodas y eventos.

Esto llevo a la gerente de Mi Mantilla, Censi Sevilla, a la creación de esta firma para la realización de vestidos de mantillas ya que tras varios años de búsqueda no había nada especializado.

Estos vestidos se hacían para mujeres y niñas, contando actualmente con más de 50 modelos.

Arjona comenta que “nosotros cada año sacamos colecciones nuevas, donde acogemos las nuevas tendencias de la moda, pero nunca si alejarnos del protocolo y de lo que debe de ser el traje de mantilla, y las normas que se deben de cumplir para su vestimenta”.

El típico vestido de mantilla, debe estar por debajo de las rodillas, manga por debajo del codo y sin escotes.

Más tarde, se comenzó con la realización del vestido de color para el uso en las procesiones de gloria.

Las mantillas, aparte de ser usadas por mujeres, son también usadas para el atavió de las vírgenes durante todo el año.

“El vestir de mantilla no es solo vestir en Semana Santa, la mantilla de negro solo se viste en esta época del año, y ya durante el resto del año, nosotros vendemos muchísimas mantillas de gloria, ya que hay muchas ocasiones para vestirla como es salida de patronas, coronaciones canónicas, salidas extraordinarias”, destaca la gerente.

Junto a estas, se usa la mantilla de fiesta que ocupa un lugar importante dentro de este mundo de la mantilla, que es usada en diferentes momentos, como puede ser, en bodas, toros o eventos.

Tras afianzar ya la marca, se comenzó con la fabricación de mantillas, donde en su catálogo hay desde mantillas económicas hasta mantillas que pueden llegar a costar 4.000 euros.

“Con el inicio de este proyecto, nosotros quisimos acercar esa moda, ya que eran pocas las personas que podían vestirse de mantilla, y que con esto que todo el mundo se pudiese vestir”.

Tras este paso afianzado, comienza su extensión por todo el territorio nacional, en el que tienen alrededor de 38 puntos de venta con la marca “Mi Mantilla”. Junto a esta extensión, comienza la exportación a diferentes partes del mundo como Nueva York, México, Guatemala, Chile, Perú.

Actualmente uno de los puntos de venta más importantes es la Abadía de Westminster en Londres, donde aproximadamente hace dos meses se comenzaron las conversaciones “donde ellos solicitaban una mantilla muy específica como es la mantilla misal y donde le hemos realizado unas piezas a su gusto” manifiesta Sevilla.

Otra pieza que también se han marchado fuera de España, es Guatemala, es una mantilla en negro y plata para una Cofradía, dándole un uso diferente al que en España se le da, ya que allí se usa colocada sobre la cabeza y reposada en los hombros.




DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here