Unos 100.000 euros se ha destinado este año para gastos de mantenimiento de los colegios públicos de Antequera y para los acuerdos de ayudas a los centros concertados. Esta cifra supone un incremento en más de 23.000 euros respecto a la que se presupuestó en 2012, ya con el Partido Popular en el Gobierno local.
En concreto, para este año, el montante para sufragar los materiales necesarios para el día a día y de las obras que se están llevando a cabo este verano en los centros públicos es de 89.000 euros. Según ha explicado este lunes el concejal de Educación, José Luque, esta cantidad se reparte a partir de la aplicación de unos coeficientes en función de las instalaciones las unidades educativas que tiene, si está disperso como el CEIP Infante Don Fernando o el Colegio Público Rural Atalaya, si tienen comedor, zonas ajardinadas…
Como ha apuntado el alcalde de Antequera, Manolo Barón, de todas las actuaciones que se van realizando en estas semanas, se están centrando primero en las que afectan a las aulas y zonas de paso habitual del alumnado, para tenerlas listas cuanto antes, “de modo que no interfiera las labores educativas”.

Así, por ejemplo, se van a pintar instalaciones en los nueve colegios del municipio, se llevarán a cabo labores de albañilerías -colocar azulejos, arreglar peldaños o vallados- en todos los centros menos en el de San Junta y Atalaya, y se realizarán actuaciones de herrería y fontanería también en todos menos en las aulas de Infantil de Los Patos y el rural.
Como ha recordado Luque, estas actuaciones necesarias se hacen como parte de las competencias del Consistorio. Sin embargo también ha reclamado a la Junta que actúe para arreglos de desperfectos que supongan una mayor inversión y lleve actuaciones para la retira de tuberías de plomo o techos de uralita. “No es justo que los antequeranos tengan que pagar con sus impuestos aquellos que tiene que pagar la Administración autonómica”, ha lamentado. 
En este sentido Barón ha comentado que por el momento no hay peticiones de licencias de la Junta para llevar a cabo este tipo de actuaciones, a pesar que centros el Colegio Público Rural Atalaya, con clases en las pedanías de La Higuera y La Joya “están muy antiguos”.
Reivindicación
Precisamente, sobre este colegio,  la Junta de Gobierno del Ayuntamiento ha aprobado una solicitud formal a la Consejería de Educación para mantenimiento de las mismas unidades y  plazas de docentes, “que garanticen la calidad de educación en el ámbito rural”, tal y como llevan reivindicando desde hace tiempo padres, madres y el alumnado del centro.
Barón ya se comprometió el pasado jueves con los progenitores para realizar esta petición a la Junta, ya que consideran que este centro, que también cobertura al anejo de los Nogales, necesita la “aplicación de medidas compensatorias para poder minimizar las posibles desigualdades que una situación geográfica, como en la que está ubicada, puede generar”.

*Campos obligatorios
...y recibe Gratis
¿Qué Concursos, Ofertas o Cupones te interesan?