Top_telecable

Un nuevo proyecto cultural del Museo Conventual de las Descalzas tiene lugar desde el pasado 28 de mayo y hasta el próximo domingo 9 de junio, dentro de los actos conmemorativos del XX aniversario (1999-2019) de la inauguración de esta institución museística, como una forma de hacer partícipe a la ciudadanía de esta gozosa efeméride.

Entre las funciones irrenunciables de un Museo, particularmente entre las de especialización temática como es el caso que nos ocupa, está la de ir ampliando su Colección Permanente como la mejor fórmula para enriquecer sus contenidos y ampliar el discurso expositivo inicial. De hecho, a lo largo de los años se ha ido incorporando un importante conjunto de piezas de primer nivel, mediante el sistema de donación, fruto de la generosidad de diversos particulares de diferentes ciudades andaluzas y de la propia Antequera, así como de la Federación “Virgen del Carmen” de Carmelitas Descalzas de Andalucía.

El título de esta nueva muestra, ubicada en la Sala de Exposiciones Temporales, que será comisariada por el historiador del arte Jesús Romero, es “Últimas incorporaciones a la Colección Permanente del Museo Conventual de las Descalzas”, y en ella se podrán contemplar las obras incorporadas en los últimos años.

En la muestra se incluyen un total de doce pinturas y dos esculturas de madera y terracota policromada, que abarcan desde el siglo XVII al XIX.

Entre los lienzos al óleo destacan dos obras de la escuela barroca sevillana, siendo de son un Santo Domingo de Guzmán, de medio cuerpo y enmarcado en óvalo simulando piedra, que es obra del pintor Juan del Castillo, que fue el maestro del genial Bartolomé Esteban Murillo; y una Virgen del Reposo, también del siglo XVII y que repite modelos zurbaranescos.

De escuela granadina es una Virgen con el Niño y Santo Domingo, del artista Juan de Medina, del que ya existe otra obra de similares características en este Museo representando a la Sagrada Familia. Al círculo del escultor y pintor granadino José Risueño pertenece el lienzo del Niño Jesús de la Premonición, en el que llaman nuestra atención dos formidables ramos de flores que parecen crecer en los dos ángulos inferiores de la composición. Una interesante obra del pintor antequerano Andrés Gutiérrez, a caballo entre los siglos XVII y XVIII, es el lienzo de la Virgen del Rosario de la iglesia de Santo Domingo, que debió pintarse en la primera década de esta última centuria.

Otras piezas de notable interés son un cuadro de sedas matizadas que representa la Transverberación de Santa Teresa de Jesús, que parte de una pintura del italiano Francesco Fontebasso, y un lienzo de gran calidad de la Mater Dolorosa, pintura española pre-romántica de comienzos del siglo XIX.

En el capítulo escultórico se incorporan ahora un Niño Jesús Salvador del Mundo, de madera tallada y policromada del siglo XVII, y un San José de vestir con cabeza y manos en terracota policromada de taller sevillano de finales del siglo XVIII.

Obra «El Hogar de Nazaret»

Pero la gran novedad, por su elevado valor artístico, es el óleo sobre lienzo de formato apaisado que representa el tema iconográfico del Hogar de Nazaret, obra de clara influencia veneciana de algún pintor anónimo andaluz.

A la Exposición se podrá acceder libremente sin necesidad de invitación.

El horario de visitas hasta el 9 de junio será de 19.00 a 21.30 horas, incluyendo sábados y domingos. También podrá contemplarse esta muestra por quienes visiten el Museo Conventual en los horarios habituales establecidos de mañana y tarde.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here